Compartir
Publicidad
Las calorías de los alimentos: no es oro todo lo que reluce
Nutrición

Las calorías de los alimentos: no es oro todo lo que reluce

Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de cuidar la alimentación y de estar en forma, una de las primeras cosas que solemos hacer es observar las calorías de los alimentos, sin embargo, debemos tener mucho cuidado con esta información, ya que no es oro todo lo que reluce.

¿Tienen los alimentos las calorías que dicen tener?

La única herramienta que tenemos a nuestra disposición para conocer con exactitud las calorías que ofrecen los alimentos es la información nutricional que ofrecen los mismos, no obstante ¿tienen las calorías que dicen tener?

En respuesta a este interrogante, hace ya unos años atrás un estudio nos indicaba que las etiquetas tienen un error de cálculo en el contenido energético de los productos, pudiendo indicar entre un 10 y un 30% menos o más de calorías en cada alimento.

Concretamente, no se consideran muchas veces la forma en que las calorías de los alimentos se modifican durante la digestión en nuestro organismo y tampoco se tienen en cuenta las calorías derivadas de la fibra, sino que sólo se contabiliza el aporte energético de grasas, hidratos y proteínas.

Por otro lado, en muchas partes del mundo los comercios de comida rápida deben informar acerca de las calorías que ofrecen sus productos, pero un productor llamado Casey Neistat evaluó la información y por medio de un calorímetro que mide exactamente las calorías de los alimentos detectó que** muchas preparaciones tienen en realidad, más calorías de las que dicen tener**, tal como se muestra en el siguiente vídeo:


Claramente, podemos consumir hasta el doble de calorías pensando que en realidad, estamos ingiriendo mucho menos, pues quizá, el cálculo energético no considera algunos factores o las cantidades y raciones han variado de tal forma que hoy, los platillos no tienen las calorías que dicen tener.

Así, podemos encontrar diferentes errores en los etiquetados de los alimentos o en las declaraciones nutricionales de las comidas que ingerimos que en realidad, no hacen más que engañarnos acerca de las calorías que consumimos.

Información confusa o inexistente

Otra cuestión a considerar acerca de las calorías de los alimentos y que confirma que no es oro todo lo que reluce es que muchos productos contienen información confusa o inexistente sobre el aporte energético.

Es decir, alimentos de pequeño tamaño no están obligados a declarar su información nutricional, mientras que otros destacan en su leyenda que ofrecen sólo 100 Kcal por ración y por lo tanto, los consideramos "ligeros", pero su ración es una cuarta parte del producto, lo cual sin lugar a dudas se presta a confusión.

Por otro lado, tal como nos explicaban en Vitónica, las bebidas alcohólicas en su mayoría no aportan información nutricional como si lo hacen los refrescos o zumos, y nosotros solemos estimar las calorías que éstas ofrecen mediante su graduación alcohólica, pero esto puede subestimar grandemente el aporte energético, ya que además de alcohol, las bebidas ofrecen azúcares, hidratos complejos y muchas veces hasta grasas en su composición.

Así, vemos que las calorías de los alimentos puede ser un dato poco confiable en el cual basar nuestras elecciones alimentarias o con el cual guiar nuestra dieta, pues lamentablemente, muchos alimentos brindan información confusa, otros no la brindan o peor aun, nos indican valores que no son los reales.

Diet 617756 1280

Calorías, un dato poco válido para guiar nuestra dieta

Viendo que en términos de calorías no es oro todo lo que reluce, claramente nos damos cuenta que el aporte energético no es un dato válido para guiar nuestra dieta.

No sólo por las razones antes dadas sino también, porque no todas las calorías son iguales como te contamos anteriormente, sino que los nutrientes son de gran importancia.

Además, podemos obsesionarnos con las el conteo de calorías y en nuestro organismo, no todo es matemáticas ni cálculos exactos, sino que nuestro recurso puede fallar y no dar los resultados esperados.

Entonces, así como no siempre gastamos las calorías que creemos, muchas veces nos equivocamos al estimar las calorías que comemos, pues en término de energía que ofrecen los alimentos, es muy difícil obtener datos fiables y exactos para guiar nuestra dieta.

En Trendencias Hombre | Los elegidos para adelgazar que, en realidad, pueden no ayudarte a perder peso
Vídeo | CaseyNeistat
Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos