Sigue a Trendencias Hombre

tdh


Las temperaturas comienzan disminuir cada día más, los deseos de quedarnos en casa con calefacción y de comer platos calientes y energéticos se hacen más fuertes con la llegada del frío, por eso, las probabilidades de que aumentes de peso son mayores. No obstante, para ayudarte a conservar el cuerpo en forma que tanto queremos, te dejamos algunos consejos para evitar engordar este invierno.

¿Por qué tenemos más probabilidades de engordar en invierno?

Si bien el invierno no es responsable directo de nuestro aumento de peso, el cambio de clima puede favorecer que engordemos en el cuerpo, pues todo cambia con la menor dosis de luz solar y las menores temperaturas que caracterizan a ésta época del año.

Y sí, en invierno y ya en otoño, tenemos más probabilidades de engordar a causa de los cambios que nos suscitan como consecuencia principal del cambio climático.

La menor cantidad de horas de sol que tenemos cada día determinan cambios hormonales en nuestro cuerpo, sobre todo, en los niveles de melatonina que controla nuestro reloj biológico e influye en nuestras emociones.

Así, ante la presencia de temperaturas más bajas y menos luz solar, nuestro organismo siente más deseos de dormir, más fatiga y un estado de ánimo disminuido, y esto puede llevarnos a quedarnos en casa, reducir la actividad física y también, comer más alimentos dulces y calóricos.

engrodarbis

En invierno tenemos más deseos de consumir alimentos energéticos, sobre todo, más azúcares y grasas, pues generan en el organismo un placer transitorio que alivia ese cansancio o fatiga y el menor estado de ánimo que solemos tener en esta época del año.

Por otro lado, solemos reducir la ingesta de frutas y verduras frescas, así como también, beber menos líquido, todo ello contribuye a un cambio en nuestra alimentación así como en nuestro nivel de actividad física que si duda justifica las mayores probabilidades de engordar en invierno.

Cómo evitar el aumento de peso este invierno

Si bien las probabilidades de engordar son superiores en ésta época del año, no es determinante que así suceda y la buena noticia es que podemos hacer mucho para evitar el aumento de peso e incluso, producir el efecto contrario en nuestro cuerpo.

A continuación algunos consejos para evitar engordar este invierno:

  • Sostén tu rutina de ejercicios: si los deseos de salir de casa son menores, puedes buscar una rutina para realizar en tu hogar, o asistir a un gimnasio que quede cerca. Otra buena opción es cambiar el medio de transporte y andar más o bien, aprovechar la época para innovar y practicar deportes que sólo podemos implementar en invierno. Lo importante es que no dejes de moverte y quemar calorías
  • No abandones las frutas y verduras: solemos reducir su ingesta en esta época del año, pero tu puedes evitar este cambio en la dieta incorporando frutas en compota, grilladas u horneadas, también puedes elaborar budines de verduras, tortillas al horno de vegetales o bien, verduras grilladas, al vapor o en ensaladas tibias.
  • engordar

  • Oblígate a beber agua: si bien en invierno perdemos menos líquidos y sentimos menos sed, es importante sostener la ingesta de líquidos y cuidar que éstos no aporten calorías, debes obligarte a beber agua para controlar la ingesta de calorías y además, para no retener líquidos.
  • Sopa de primer plato: un caldo o sopa de verduras sin grasas añadidas como primer plato puede ayudarte a calmar los deseos de comer y a moderar la ingesta de alimentos, así, evitar el exceso calórico y consecuente aumento de peso.
  • Platos de cuchara más ligeros: puedes hacer caso a lo que la costumbre indica en esta época del año y consumir más platos de cuchara, pero intenta que sean más ligeros y para ello, evita los embutidos, las carnes grasas y el añadido de cuerpos grasos a los mismos, por el contrario, añádele más legumbres, verduras y cereales integrales.
  • No te abrigues demasiado: si sales a andar o a realizar actividad física, intenta no abrigarte en exceso si quieres quemar grasas, pues el cuerpo gasta calorías con sólo intentar sostener la temperatura corporal. Si bien no debes desabrigarte, tampoco el exceso de ropa te ayudará a mantener el gasto calórico.
  • No calefacciones en exceso: en invierno, es lógico sentir un poco de frío como en verano sentir un poco de calor, pues el exceso de calefacción crea un clima ideal en el cual el cuerpo queda totalmente en reposo, sin necesidad de esforzarse por adecuar la temperatura del cuerpo. Bajo la misma premisa que el consejo anterior, no calefacciones en exceso.


Si bien el clima no ayuda, nosotros podemos hacer mucho para evitar engordar este invierno y así, sostener el cuerpo en forma que con tanto esfuerzo logramos.

En Trendencias Hombres | Evita esos kilos de más bebiendo agua
Imagen | Puuikibeach, Shawnleishman y Smithcl9

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios