¿Es cierto que la cerveza engorda tanto como dicen?

Síguenos

cerveza


Llega el verano, la playita, los chiringuitos… y con ellos llegan las cervezas, el auténtico terror de todos los que están a dieta. Y sí, no os voy a engañar, engorda. Pero hay que valorar si engorda tanto como dicen y si en verdad nos compensa asumir ese consumo calórico porque nos aporta, además, otra serie de nutrientes que son necesarios e incluso beneficiosos para el cuerpo humano. Así que perdámosla un poco de miedo, que tampoco es para tanto.

Recientes estudios aseguran que una caña de cerveza solamente contiene 90 calorías (depende del tipo de cerveza y sus grados), por lo que es una bebida muy ligera si la comparamos con otras que también consumimos y que no tienen tan mala fama a pesar de aportar más calorías como pueden ser los zumos (que no néctar), bebidas isotónicas, refrescos, batidos etc… incluso ciertos vinos pueden tener más calorías que la propia cerveza sin contar con las bebidas con más alcohol que ya se salen de los percentiles.

cerveza
El problema que viene asociado a la cerveza no es el alcohol, sino que por norma general ‘no entra sola’. Esto viene a decir que pocas son las veces que nos vamos de cañas y no caen unas aceitunas, unas patatas fritas, un pincho de tortilla o una ración de pescaito frito. Ahí es donde reside el aporte calórico fundamental del ‘irse de cañas’ y no en la cerveza propiamente dicha.

Pero no solamente la cerveza no posee un alto valor calórico, sino que además es una importante fuente de nutrientes beneficiosa para el organismo. Hay que destacar su alto contenido en vitaminas de tipo B, necesarias para el buen estado y desarrollo de los tejidos corporales. Además, contiene altas dosis de ácido fólico. Es una bebida que mejora la circulación sanguínea, ayuda a conseguir un correcto funcionamiento del aparato digestivo, además de se un buen diurético.

cerveza
Pero no son las únicas propiedades que posee. Para que os percatéis de la fuente de beneficios que tenemos antes nuestros ojos citaremos algunas de sus propiedades más conocidas:

  • Ayuda a reducir y prevenir infartos de miocardio, ya que esta regula la coagulación sanguínea y aumenta el colesterol de alta densidad (mas conocido por “colesterol bueno”).
  • Es uno de los mejores rehidratantes, después de un ejercicio físico. Contiene un 95% de agua.
  • Evita la retención de líquidos, ya que el bajo contenido en sodio de esta bebida la hace altamente diurética y depurativa.
  • Ayuda a evitar el estreñimiento, y disminuye la incidencia de cáncer de colon.
  • Ayuda a prevenir la osteoporosis y la osteopenia por su contenido en silicio, un mineral esencial para las mujeres ya que participa en la calcificación de los huesos, favoreciendo su desarrollo.
  • Previene la oxidación celular, por su alto contenido en vitaminas del grupo B y C, y en minerales. Ayuda a mejorar la Anemia.
  • La cerveza ayuda a la prevención de enfermedades inflamatorias por el empleo del lúpulo como materia prima esencial.
  • Ayuda a mejorar el sistema inmunológico y puede disminuir uno de los factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer por su contenido en silicio.
  • El consumo moderado de alcohol hace que nuestro cuerpo funcione de forma diferente, reduciendo la proporción de grasa. El alcohol produce un efecto represivo sobre el metabolismo de la grasa, reduciendo la grasa y ayudando a regular de la presión arterial.

cerveza
Con esto queremos decir que, mientras se tenga un consumo moderado de la misma (no vale con tomarnos a partir de ahora 8 cervezas por día), no tiene porque preocuparnos o perjudicarnos. Y no solo eso sino que además gracias a su efecto diurético, si nuestro problema a la hora de bajar de peso es por culpa de la retención de líquidos, el pequeño líquido dorado puede ayudarnos a evitar este tipo de problemas.

Fotos | Cocina Blog, AbsolutEspaña, Freaking News, Mario Diaz Lopez

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios