Compartir
Publicidad

Cuida tu dieta si comes fuera de casa

Cuida tu dieta si comes fuera de casa
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Si estás tratando de cuidar tu línea y trabajas duro para poner el cuerpo en forma pero crees que la dieta se está desordenando a causa de tus ingestas fuera casa, debes saber que comer fuera de casa o asistir a eventos con frecuencia no tiene por qué causar un aumento de peso, sólo debes cuidar tu dieta si comes fuera de casa y regresar a tus hábitos saludables ni bien sea posible.

Las desventajas de comer fuera de casa

Si asistir al trabajo implica comer fuera de casa, sabrás que una de las principales desventajas de comprar comida a diario es su impacto en el bolsillo, pues sin duda comer fuera de casa tiene mayor costo económico que cocinar y comer en nuestro lugar.

Asimismo, las desventajas de comer fuera de casa recaen sobre nuestra dieta y por lo tanto, sobre la salud y la estética del organismo, pues como sabemos, lo que comemos repercute en nuestro cuerpo a nivel físico, emocional y mental.

Entonces, cuando comemos fuera de casa tenemos el principal inconveniente de que nunca sabemos con exactitud qué contiene lo que comemos, pues no sabemos con qué ingredientes y de qué manera fue elaborado nuestro plato.

Además, dependiendo del ambiente, podemos llegar a comer más fuera de casa que si cocinamos raciones justas en casa y no podemos pasarnos con la ingesta.

fuera-casa1

Por otro lado, la presencia de platos sofisticados y atractivos al paladar muchas veces nos incita a comer más y más aun si comemos en un buffet libre, lugar donde solemos comer más porque hay mayor variedad de platos para escoger.

Como podemos ver, además del impacto económico, comiendo fuera de casa tenemos varias desventajas si queremos cuidar nuestra dieta, no obstante, podemos hacer mucho para sortear estos obstáculos y lograr el cuerpo en forma que tanto buscamos.

Consejos para cuidar la dieta comiendo fuera de casa

No pasa nada si un día comemos de más, pero si de manera habitual debemos comer fuera de casa, podemos emplear los siguientes consejos y cuidar la dieta aun comiendo en un restaurante o asistiendo a un evento donde la comida no es casera:

  • Elige de antemano si puedes: si asistes a un restaurante o lugar donde puedes escoger qué comer, hazlo de antemano de manera de no sentirte tentado por las ofertas variadas que figuran en la carta de menús.
  • No piques pan: solicita que retiren la panera de la mesa o no piques, reserva para el momento de la comida o simplemente no te sirvas pan, tostadas ni galletas
  • Evita bebidas calóricas: al momento de escoger que beber mejor bebidas sin azúcar ni alcohol. Con ésta medida puedes ahorrar notables calorías en una comida.
  • Elige preparaciones simples: escoge platos que no puedan esconder ingredientes, por ejemplo, no escojas pastas rellenas o salsas sofisticadas, ni tampoco un plato de ingredientes que desconoces, así, será más fácil identificar qué comes. Elegir preparaciones simples ayuda mucho a controlar la ingesta.
  • fuera-casa

  • No pierdas de vista lo que comes: registrar mentalmente lo que comes y no perder de vista las porciones ni la cantidad que has comido ayudará a sostener un control en lo que ingieres, por lo tanto, lleva en tu mente un registro de lo que comes y las cantidades.
  • Come despacio: si masticas bien, comes lentamente, disfrutas del momento y saboreas la comida, podrás saciarte fácilmente y comerás menor cantidad
  • Elige primer plato como plato principal: si quieres una opción ligera para comer, puedes escoger un primer plato como plato principal y así, comerás menor cantidad y más liviano.
  • Evita aderezos e ingredientes extra: evita solicitar platos con salsas, cremas o aderezos y recuerda pedir que no condimenten tus ensaladas sino condimentarlas tú en la mesa, de esta forma, controlarás la cantidad de aceite, ahorrarás grasas, sodio y azúcares.
  • Evita el postre: si buscas comer ligero fuera de casa, evita el postre cuando comes en un restaurante o en un comercio de comida rápida, y mejor come una fruta en tu casa o bebe una infusión digestiva para cerrar la comida.
  • Cuida los métodos de cocción: pregunta de qué forma son cocinados los platos y evita las frituras si comes fuera de casa, pues evitando los platos fritos puedes ahorrar muchas grasas y calorías.
  • Prioriza los vegetales y carnes magras: al momento de escoger un plato en función de los ingredientes, prioriza las verduras y las carnes magras, evitando fiambres y embutidos, así como ingredientes muy calóricos tales como nata, mantequilla u otros.


Ten en cuenta estos consejos y podrás cuidar tu dieta si comes fuera de casa a menudo, pues la comida no casera generalmente tiene más calorías y si no aplicas el control que puedes, sin duda podrás incrementar progresivamente las calorías de la dieta, algo que no ayudará en el cuidado de la línea y la forma del cuerpo.

En TrendenciasHombre | Comida rápida más ligera con los siguientes trucos
En Vitónica | Qué elegir del menú cuando se come fuera de casa I y II
Imagen | Leon-nanda, Ismael Villafranco y Nosheep

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos