Sigue a

fibra1


Para tener un cuerpo en forma la dieta es de gran importancia, y además de prestar atención a los nutrientes que consumimos y las cantidades, es importante si quieres lucir en forma, consumir más fibra e incluir este componente de manera habitual como parte de nuestra alimentación.

Qué es la fibra y sus beneficios

La fibra dietética o alimentaria no es más que el componente indigerible de los alimentos, es decir, la parte que el aparto digestivo no puede desmoronar.

La recomendación es ingerir entre 25 y 30 gramos de fibra cada día como parte de la dieta habitual, sin embargo, los españoles consumimos la mitad de lo recomendado, algo que realmente debemos revertir si queremos tener un cuerpo saludable.

Dentro de la fibra dietética, podemos distinguir dos grandes grupos y de ellos depende las funciones y sus beneficios, pues por un lado encontramos la fibra insoluble que generalmente obtenemos de semillas y cereales integrales.

La fibra insoluble no se diluye en agua pero si es capaz de retener líquidos, por ello, aumenta su volumen en el intestino ayudando al tránsito intestinal, además, las bacterias del intestino la utilizan como alimento beneficiando al funcionamiento del organismo naturalmente.

fibra2

Así, este tipo de fibra es la indicada si sufrimos de estreñimiento y queremos evitar esta situación así como el hinchazón abdominal y todas las enfermedades que ésta conlleva.

Por otro lado, encontramos fibra soluble, que se encuentra sobre todo en legumbres, frutas y verduras que ofrece otros beneficios, tales como los de ayudar a reducir el colesterol o a distender el aparato digestivo dándonos saciedad y permitiéndonos controlar mejor las cantidades que ingerimos de determinados alimentos.

Asimismo, este tipo de fibra es muy beneficiosa para controlar los niveles de azúcar en sangre, es decir, las glucemias, de allí la utilidad en personas con diabetes o si queremos tener energía para largo mientras entrenamos o trabajamos.

La importancia de la fibra radica en la ayuda que brinda al funcionamiento del organismo, para prevenir enfermedades, para mejorar el control de lo que comemos y ayudarnos a adelgazar, así como también si queremos sentirnos cómodos, ligeros y sin hinchazón abdominal o malestares digestivos; la fibra es un aliado indiscutible que podemos incluir cada día con la dieta.

fibra3

Cómo consumir más fibra

Si quieres cubrir la cuota de fibra diaria y así, disfrutar de los beneficios que este componente dietario puede ofrecernos, te recomendamos poner en práctica los siguientes trucos para consumir más fibra:

  • Incorporar verduras a salsas, aderezos y guisados de manera de consumir su fibra como parte de comidas habituales
  • No retirar la piel a la fruta pues allí se encuentra la mayor parte de la fibra de la misma.
  • Cambiar cereales refinados por integrales y consumir más arroz integral, pasta integral u otros que contienen más fibra y por ello, sacian más con menos cantidad.
  • Agregar semillas o frutos secos a las ensaladas que son excelentes fuentes de fibra insoluble, así como de importantes micronutrientes.
  • Empanar con pan integral rallado o con semillas, avena y pan rallado, de manera de añadir fibra sin darnos cuenta a los platos más consumidos.
  • Consumir vegetales con piel y tallos, por ejemplo: patatas o boniato asado con piel, acelga o espinacas con sus tallos o pencas, entre otros.


Con estos consejos podrás consumir más fibra y lucir en forma con ayuda de la dieta, pues además de estar más sano, podrás disfrutar de los beneficios estéticos de la fibra como evitar el vientre abultado e hinchado que suele producir el estreñimiento o la ingesta desmedida de alimentos que la fibra ayuda a prevenir.

Imagen | 46137, Colecamp y Roberto Bouza

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios