Compartir
Publicidad
Consejos que no sirven de nada al momento de reducir barriga
Nutrición

Consejos que no sirven de nada al momento de reducir barriga

Publicidad
Publicidad

La grasa abdominal es uno de nuestros mayores enemigos y más difícil de combatir, quizá por ello, al momento de reducir barriga recibimos infinidad de consejos, muchos de ellos que no ayudan en nada a lograr nuestro objetivo de deshacernos del abdomen prominente.

Solemos escuchar que dieta y entrenamiento son la clave, pero sobre éstos dos grandes recursos existen infinidad de recomendaciones, como las que mostramos a continuación, que no sirven de nada al momento de reducir barriga:

Bebe agua para perder barriga

Escoger agua como bebida habitual e ingerirla en cantidades apropiadas puede ser de mucha ayuda para adelgazar y/o evitar la retención de líquidos, sin embargo, no es un recurso suficiente para perder barriga.

No por beber más agua lograremos quitar la grasa abdominal que ocasiona la tan molesta barriga, sino que quizá podamos perder grasa en todo nuestro cuerpo con la ayuda de una buena hidratación (aunque no sólo con ello), pero la pérdida de grasa localizada no es posible pese a nuestros grandes anhelos.

Por otro lado, si podemos lucir en apariencia con menos barriga si la ingesta de agua ha revertido una hinchazón abdominal a causa del lento tránsito intestinal o de una retención de líquido, pero esta "disminución" es limitada y no nos quita de raíz la barriga producto de un exceso de grasa abdominal.

1366 2000 59

Realiza muchos abdominales antes del cardio

Aunque trabajar nuestros músculos antes de realizar entrenamiento aeróbico puede ser un buen recurso para que el cuerpo utilice más grasas como fuente de energía, como dijimos anteriormente, no es posible quemar grasa localizada en un área específica del organismo.

Además, el trabajo muscular sólo no determina la pérdida de volumen, por ello, por muchos abdominales que realicemos no lograremos perder barriga.

Lo mejor es entrenar pesas antes de cardio y realizar un ejercicio aeróbico adecuado que favorezca la quema de grasas en todo el cuerpo, como contamos anteriormente.

Y claro, acompañar el entrenamiento con descanso, dieta y otros hábitos saludables.

Utiliza fajas o electroestimulación

Cubrirnos la barriga con fajas de polietileno o plástico o colocarnos un aparato de electroestimulación en el abdomen mientras entrenamos son dos recursos que también se suelen usar para perder barriga. Ninguno de los dos nos ayudará a lograrlo.

El primero sólo estimulará la sudoración en la zona abdominal creando incomodidad y un acumulo de humedad que puede perjudicar la piel, pero en nada el sudor representa quema de grasas, sino sólo pérdida de agua y electrolitos.

Por su parte la electroestimulación trabajará los músculos abdominales, fortaleciéndolos, pero como hemos dicho, el trabajo muscular sólo no es suficiente para quemar grasas. Entonces, lograremos más intensidad y quizá agujetas en el abdomen pero ello no nos quitará la grasa de la zona.

Entonces, ambos son dos consejos más que no sirven de nada para perder barriga.

1366 2000 56

Dejar de beber cerveza

La barriga cervecera tiene más de mito que de realidad, sin embargo, beber alcohol en exceso puede impedir la quema de grasas y favorecer la acumulación de lípidos en el organismo.

No obstante, dejar de beber cerveza sólo sera de utilidad si consumimos la misma en grandes cantidades y llevamos un estilo de vida sano. Es decir, si dejamos de beber cerveza y además, comemos bien, entrenamos, descansamos adecuadamente y no poseemos ningún hábito tóxico, es probable que logremos resultados.

Si no es el caso, dejar de beber una caña al día no será un recurso útil para perder barriga, pues de seguro su ingesta no es la causante de la grasa localizada en el abdomen.

Comer menos grasas

Como siempre que buscamos perder peso, cuando deseamos quitarnos grasa de encima (en este caso grasa abdominal), recibimos el consejo de comer menos grasas.

Sin embargo, éste puede ser un grave error para nuestro cuerpo, pues no todas las grasas son iguales y muchas de ellas pueden ayudarnos a adelgazar e incluso, reducir la grasa localizada en el abdomen.

Por ejemplo, los frutos secos y pescados son aliados de una menor barriga y ambos poseen gran cantidad de grasas insaturadas.

Entonces, comer menos grasas no sirve de nada para perder barriga sino que la clave está en escoger adecuadamente las mismas para nuestra dieta.

Claramente, hay variedad de factores que inciden en nuestra barriga y muchos mitos o consejos que no sirven de nada para reducir la grasa abdominal.

Lo importante es que sepamos que un sólo recurso aislado no es suficiente para revertir el abdomen prominente, por lo tanto, para reducir barriga deberemos enfocarnos en mejorar no sólo dieta o entrenamiento sino diferentes hábitos de nuestra vida.

En Trendencias Hombre | Seis datos a tener en cuenta sobre la grasa abdominal
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos