Síguenos

Pelazo

Para tener un pelo fuerte y sano tan importantes son los cuidados externos, como los alimentos que tomamos a diario. Incorporar los adecuados en nuestra dieta es la mejor forma de evitar la caída (excepto que sea por factores genéticos y hormonales), estimular el crecimiento y dar brillo y buen aspecto a nuestro cabello.

Lo que no se ve, lo que más importa

El pelo que podemos ver y tocar se compone básicamente de queratina y se dice de él que está muerto porque ha dejado de recibir sangre, pero hay una parte, el folículo piloso que se encuentra bajo el cuero cabelludo, que está viva y se nutre de la corriente sanguínea mediante los vasos capilares.

De lo que comemos depende que la raíz de nuestro cabello esté bien alimentada, sin olvidar que también es fundamental una correcta hidratación, así que para empezar ya tenemos un motivo más para beber litro y medio de agua al día, que además de mantenernos en forma hace que tanto la piel como el pelo se vean mucho mejor.

Aguacate

Vitaminas del Grupo B, las imprescindibles

Si queremos tener un cabello sano no pueden faltar en nuestro cuerpo las vitaminas del Grupo B, entre las que se encuentra la famosa Biotiona (seguro que os suena de la polémica sobre el uso del champú para caballos) que desde fuera poco puede hacer, pero por dentro sí que contribuye a fortalecer el cabello.

Estas vitaminas las podéis encontrar en la levadura de cerveza (un par de cucharadas en copos al día van fenomenal), la soja, los cereales integrales, el germen de trigo, las semillas (especialmente de girasol), las patatas, el brócoli o las nueces. Con ellas activamos la creación de queratina, y también están presentes en el tomate (en más cantidad en zumos, ketchup o salsas), en los aguacates o las legumbres.

Desde luego ingredientes para preparar ensaladas variadas, teniendo en cuenta estas indicaciones no os van a faltar, y los que disfruten de sabores diferentes pueden añadir unos brotes de alfalfa para obtener un extra de Biotina o unas setas Shiitake a la plancha que son ricas en vitamina B12, implicada la formación de las células sanguíneas.

Tampoco pueden faltar los alimentos ricos en ácido fólico (vitamina B9) que están presentes en la quinoa, los espárragos, la remolacha, las espinacas, la escarola o las naranjas que también aportan Vitamina C, fundamental para la formación de colágeno, que da elasticidad al pelo evitando que se rompa.

Ostras

Más vitaminas y minerales

A la Vitamina C, que podemos encontrar en los cítricos, el kiwi o los pimientos rojos, debemos añadir alimentos ricos en las Vitaminas A y E que también son antioxidantes y están presentes en las zanahorias, los tomates (de nuevo), las aceitunas, las espinacas o el melón.

Todo lo que hemos mencionado hasta ahora también nos aporta minerales (zinc, hierro, cobre, silicio…) que hacen falta para sintetizar la queratina, pero además podemos asegurarnos su ingesta comiendo apio, berenjenas, salvado de trigo, avena y plátanos. Y si queréis daros un capricho puntual que sepáis que las ostras también son una buena opción para alimentar nuestro pelo.

¿Cuántas cosas verdad? Pero si os fijáis veréis que es fácil tener un cabello bien nutrido básicamente consumiendo cada día frutas y verduras de forma variada, teniendo también presentes legumbres y cereales integrales.

Cuidado con las dietas demasiado restrictivas, ya que pueden contribuir a la caída del cabello, por lo demás comer sano y equilibrado y hacer un poco de ejercicio con regularidad es lo mejor para vernos bien en general y también para presumir de pelo, corto o largo.

¿Preparados para lucir pelazo la próxima primavera?

Foto | Blue01 Stylist | SweetOnVeg | BrownGuacamole
En Vitónica | Consejos generales para conseguir un cabello fuerte
En Trendencias Hombre | Los efectos nocivos del secador en nuestro pelo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios