Sigue a

trendencias hombre

En tiempos de crisis se demuestran las habilidades reales de una marca, sobre todo low-cost. Después de tantos años de recesión, son muchas las firmas que no han sabido salir de la mediocridad y otras que han aprovechado la desagradable coyuntura para reinventarse a sí mismas y salir victoriosas. Algunos conocéis nuestra opinión sobre según qué marcas low-cost, así que no diré nada para no influenciar a nadie. Nos encantaría conocer todo lo que tengáis que decir acerca de la pregunta de esta semana:

¿Qué marca del low-cost mejorarías?

Una pregunta tan profunda y con tanto jugo lleva su tiempo, así que mientras os exprimís los sesos durante esta semana, vamos a recordar la última pregunta, mucho más superficial, para ver lo que nos habéis respondido:

¿Has comenzado ya con la operación bañador?

Me gusta mucho cuando os implicáis con las preguntas que os proponemos. Debemos aprovechar estas oportunidades para intercambiar opiniones y crear hilos de conversación enriquecedores. Esta semana, cuatro de vosotros nos habéis contado todo lo que habéis querido sobre vuestra operación bañador.

Ivankkho, por ejemplo, nos motiva a que elijamos abril como mes para empezar a cuidarnos de cara al verano y nos da varios consejos que quizá os sirvan:

Abril es una buen mes para comenzar, para en un par de meses estar lo suficientemente afinados, casi al detalle para ponerse el bañador, si es que durante el invierno se ha sido un poco indisciplinado.

Lo primero es cuidar la alimentación: mucha avena, pechuga de pollo en todas sus versiones (hamburguesas, plancha…), verduras, fruta de temporada y huevo. Es fundamental a los 40 años, como es mi caso, realizar ejercicios aeróbicos para la zona de la cintura, 60 minutos a paso ligero a la mañana y gimnasio 3 días a la semana para recuperar músculos.

Otro que ha decidido participar en nuestra pregunta de la semana ha sido yunier84, que pone de manifiesto una preocupación que todos tenemos:

Realmente la temporada de sacarse la ropa en todos lados es bien estresante, porque de algún modo te expones a no cumplir con las expectativas de los demás. Con ropa uno tiene una imagen que no siempre puede igualar o superar en traje de baño y eso es algo que hay que asumir. Yo no dejo de entrenar nunca pero cuando las actividades sociales del verano se acercan aumento los esfuerzos para verme bien, por eso desde hace dos semanas me cambié a otro gimnasio con mejores condiciones y en vez de una hora de entrenamiento estoy haciendo dos siempre que puedo.

La opinión más escueta, aunque totalmente justificada, es la de Melódico, que encuentra en su país de origen una motivación para estar siempre en forma:

Donde estoy eternamente es verano, así que la operación bikini forma parte de mi vida.

Por último, terminamos con la respuesta de redder_2007:

Llevaba ya unas temporadas sin bañadores nuevos (sí, ya sé que la pregunta va por otro lado, pero ahora me explico) y este año me dio mono de ver si mi “nuevo” cuerpo (he recuperado mis 70 kilos y el spinning está obrando el resto del milagro) podía aceptar algo distinto a las bermudas hawaianas. Total, que ni corto ni perezoso, la web de ECI me ha dado 3 alegrías y ahora sólo me queda decidir pelillo, recortado o al cero. Total, un poco de ilusión no viene mal ¿no?

Nos han gustado mucho vuestras opiniones. Esperamos que no bajéis el ritmo y queráis participar en la pregunta de la semana que viene, que seguro va a despertar muchos enfrentamientos (recordad que tenéis que hacerlo en el apartado de respuestas del margen derecho):

¿Qué marca del low-cost mejorarías?

En Trendencias Hombre | La pregunta de la semana

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario