Síguenos

dibujo.jpg

¡2011 ha llegado! ¡Feliz Año a todos los lectores de Mensencia! Todo el equipo al completo os deseamos lo mejor. Esperemos que en este nuevo año consigamos inspirar con nuestros consejos y noticias a muchos más hombres del mundo para que poco a poco Mensencia se convierta en la Biblia de todo hombre con estilo.

Para comenzar el año no se me ha ocurrido mejor manera de hacerlo que intentando analizar el perfil del lector estándar de Mensencia. Sois muchos los chicos que pasáis cada día por aquí, siendo anónimos o dejando vuestros comentarios como reflejo de vuestra opinión. Después de un año escribiendo líneas para esta web, creo sentirme plenamente preparado para psicoanalizar la mentalidad del chico Mensencia gracias a lo que vosotros opináis, sentís y demostráis interés. Así son los chicos que leen Mensencia.

Para no discriminar a nadie, tengo que decir antes de nada que las chicas también sois una fuerza digna de tener en cuenta en la web. Sabemos que sois muchas las lectoras aficionadas al buen gusto masculino, aunque, por lo que he podido ver en este tiempo, son los chicos los que más entran en Mensencia en busca de consejos e inspiración. La franja de edad no termina de estar bien delimitada, aunque podríamos decir que suelen ser los adultos de edad media (entre 25 y 40 años) los que más nos visitan.

¿Y qué gustos tiene el chico estándar que lee Mensencia? Pues suele ser muy sobrio y casi sin dejarse influenciar por la tendencia extrema. No le gusta el recargamiento ni las superposiciones, ni apuesta por llevar lo último de lo último sólo por ser el primero en llevarlo. Por contra, prefiere un buen traje de chaqueta que aferrarse a la última tendencia para sentir que va bien vestido. El chico Mensencia no quiere ir disfrazado.

vmandgeditorial9.jpg

Eso no quita que le guste estar al tanto de las últimas colecciones y tendencias del panorama internacional (para algo escribimos esta web). Alguna que otra tendencia sí es capaz de adaptarla a su estilo para nada estridente, haciéndose centro de las miradas sin querer por los detalles casuales de su look, pero no por conjuntos recargados de tendencias unidas sin sentido. Por ejemplo, el chico Mensencia estándar se muere ahora mismo por la tendencia militar de Burberry Prorsum.

burberry-prorsum-invierno-2010-3.jpg

Y es capaz de adaptar tendencias como los abrigos y chaquetas con cuellos de lana de borrego.

1.jpg

Sin embargo, a pesar de ser ciertamente atrevido con según qué tendencias, algunas otras no terminan de convencerlo a pesar de reconocer su genialidad desde el punto de vista estético. Es lo que sucede con los gorros de piel forrados: suspira por ellos, pero sabe que llevarlos en lugares donde el frío no es extremo sería llamar la atención de una forma poco elegante.

americaneagleievalaguna2010holiday4.jpg

El lector prototipo de Mensencia tiene un nivel económico medio-alto. Gasta cantidades altas en ropa de firmas low-cost como Zara, H&M o Massimo Dutti, aunque también sabe sacar partido de sus ahorros haciéndose de vez en cuando con algún que otro capricho más caro, sobre todo cuando se trata de prendas básicas como zapatos, abrigos o camisas. ¿Miento cuando digo lo mucho que gusta Burberry y todas sus colecciones cápsula, de entretiempo y de temporada que os mostramos?

burberrybluelabel2010mens7.jpg

Otra firma fetiche por la que suspira es Tom Ford. Le fascina la elegancia y el halo de personalidad que envuelve a la marca y, si alguna vez tiene que destinar una buena cantidad de dinero a una prenda, lo hace a Tom Ford con la seguridad de estar llevando a cabo una inversión para toda la vida. De ahí que cuando hace poco estallara el rumor de una posible colaboración entre el diseñador y H&M, todos saltáramos emocionados.

nicholashoulttomford1.jpg

Otras firmas, a pesar de estar plenamente reconocidas internacionalmente como súmmum del buen gusto, no lo terminan por convencer. Es el caso de Chanel. No sé si será por las excentricidades de su director creativo Karl Lagerfeld o por llevar al extremo la figura de un muso (Baptiste Giabiconi), pero lo cierto es que el mensencio no suele aplaudir ninguna colección de la firma francesa.

00620m.jpg

Eso sí, donde se ponga un buen complemento, sea de la firma que sea, que se quite cualquier prenda.

d.jpg

Sobre todo, una buena corbata:

aidena9.jpg

O unas clubmasters:

rayban_clubmasters-170309.jpg

O unos zapatos:

tomfordshoes.jpg

Al lector de Mensencia también le gusta mucho la provocación, pero en su justa medida. Nada de mal gusto ni sexo explícito para llamar la atención sobre una determinada campaña. Prefiere la calidad estética y artística de un editorial o campaña a limitarse a contemplar músculos y sujetadores. ¡Fuera la polémica fácil!

11.jpg

Y qué decir de los peinados. Al chico mensencio le encantan los peinados más clásicos, sobre todo la raya a un lado y el tupé. Laca, gomina y cera en abundancia para amoldar el pelo al estilo que lo caracteriza.

jil_sander_mens_hair.jpg

Además, de vez en cuando, este prototipo de chico visita blogs de cool-hunting de todas partes del mundo para buscar ideas de estilo urbano. De ahí que nuestra sección del mejor street-style de la semana tenga tanto éxito. A la hora de buscar inspiración para el día a día, prefiere looks cómodos y frescos con los que no llamar la atención de manera estridente. Para el trabajo, lo mejor son las chaquetas de colores neutros que no desentonen con el conjunto.

008stuartsullivan_wt10wp.jpg

Obviamente, el chico Mensencia cultiva su mente, pero también su físico, con todos y cada uno de los consejos que desde Mensencia intentamos transmitir. Mi compañera Cristina en particular regala al chico Mensencia todo su saber para conseguir una Humanidad de hombres sanos, guapos y fuertes.

477863588_f0f991cb7b_z.jpg

Ni qué decir tiene que es un amante empedernido de cualquier novedad electrónica, como el iPhone y el iPad. Por eso más de una vez ha tenido la tentación de comprar alguna de las fundas que desde Mensencia reseñamos.

tods_ipad-case.jpg

Y los móviles en general son su perdición:

giorgioarmanibenhill.jpg

Por último, también le gustan los pequeños detalles que la ropa permite aportar. En verano por ejemplo remanga los bajos de su pantalón.

scuffedshoes.jpg

Como bien sabe hacer Tommy Hilfiger, otra de sus firmas fetiche:

52.jpg

Y así es el chico que lee Mensencia: sofisticado, vistiendo bien en su justa medida, sin llevar al extremo la obsesión de estar a la moda y limitándose a coger ideas e informarse para llenar su armario de prendas sencillas y con visión de futuro. Esperamos que este 2011 podamos seguir entendiendo a la perfección el perfil del hombre que lee Mensencia para regalarle toneladas de buen gusto e inspiración.

Feliz Año de nuevo y ¡que continúe Mensencia!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios