Compartir
Publicidad

El jikoshoukai y dos consejos más para presentarte a tus colegas en Japón

El jikoshoukai y dos consejos más para presentarte a tus colegas en Japón
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las diferencias de estilos de vida y situaciones interculturales son interesantes, incluso divertidas, siempre y cuando no hagas el ridículo. Una cosa es ir de vacaciones a Japón y otra muy distinta es empezar a trabajar al otro lado del mundo. Para empezar con buen pie, debes saber qué es el jikoshoukai y cómo preparar el tuyo propio.

Las primeras impresiones sí importan, y mucho. Si vas a trasladarte por primera vez al país de las jerarquías sociales y normas tradicionales, te interesará tener en cuenta estos tres consejos para presentarte como es debido en Japón.

No intentes juzgar sus costumbres, se trata simplemente de mostrarles respeto. Eres tú quien se desplaza a su país, estarán encantados que te hayas informado sobre éstas y lo interpretarán como un intento de integración. No te preocupes si no sale perfecto, por su parte tendrán en cuenta que eres extranjero. Aunque cuidado con el segundo consejo.

Cómo dar tu tarjeta de visita

La tarjeta de visita en los países asiáticos es más que un rectángulo de papel donde han impreso tus datos. Además de tener un buen diseño (mejor si es original aunque nunca estridente) lo más importante es saber darla.

Más que dar la tarjeta, la ofrecen. Son muy ceremoniosos en este punto y cómo la ofrezcas y dónde coloques los dedos al cogerla inclina la balanza. Siempre por las esquinas, siempre con ambas manos. No puedes cogerla por el centro, ni se te ocurra sacarla del bolsillo de tu chaqueta y darla "de cualquier manera" a la occidental.

La debes sacar del tarjetero, cogerla por las esquinas con las dos manos y ofrecerla a tu colega nipón inclinándote ligeramente, como cuando saludan. Es un detalle muy sencillo que dirá mucho a favor tuyo.

Dos besos en las mejillas, nunca

Acabas de llegar, te presentan a un montón de personas. ¿Cómo vas a saludarles? Nuestra mentalidad occidental considera a los japoneses muy puritanos. El mejor saludo es sin ningún tipo de contacto físico. La tradicional reverencia, inclinando el tronco del cuerpo hacia delante, sigue reinando.

¿Qué ocurre si te despistas y le presentas la mano para un apretón de manos? Nada en absoluto, no van a sacar la espada samurai por ello. Saben que eres extrangero y, aunque ellos no lo hacen, respetarán tu costumbre.

Nunca bajo ningún concepto les ofendas dándoles dos besos en las mejillas. Sería grosero por tu parte, se sentirían muy incómodos. En general, si respetas un mayor espacio interpersonal que el nuestro e intentas no ser agresivo (efusivo, gesticulador, apresurado), todo irá bien.

Qué es el jikoshoukai

Te guste la idea o no, vas a tener que preparar tu jikoshoukai o autopresentación. Una especie de discurso explicativo de quién eres, de dónde vienes, qué te gusta. La improvisación no es una buena idea. Evitar el jikoshoukai, una idea peor.

El idioma es de lo más difícil aunque intercalar palabras básicas como "Konnichiwa" o "Hajimemashite" para decir hola en japonés, no está de más. Dices tu nombre y apellidos, de dónde eres (país). Alguna información que te defina fuera del trabajo como tus aficiones, tu deporte favorito, si coleccionas algo. Un comentario que les arranque unas risas romperá el hielo y los tendrán en el bolsillo. Aunque cuidado, nada demasiado atrevido o vulgar.

Una autopresentación sencilla y curiosa, corta y original, será la mejor. La despedida pone punto y final, ahí puedes memorizar "Douzo Yoroshiku Onegai itashimasu" (espero que nuestra relación sea próspera), si quieres ser menos formal, "Yoroshiku Onegai shimasu".

Fotos | Netmeishi.com En Trendencias Hombre | Protocolo para una cena de graduación: ¿qué me pongo y qué debo evitar? (I) En Embelezzia | Cómo dar y recibir correctamente una tarjeta de visita en China

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos