Compartir
Publicidad

Dry Martini, un clásico de la elegancia

Dry Martini, un clásico de la elegancia
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Dry Martini es uno de esos cócteles que nunca pasan de moda, siempre es un clásico lleno de elegancia, desde la copa que lleva su nombre, grácil como ella sola, hasta la decoración, la sensual oliva en un palillo que tanto juego ha dado en el cine, y en la vida real de los afortunados.

Preparar un Dry Martini no es complicado, aunque hacerlo perfecto requiere cierta práctica, elección y dominio de las proporciones. Al ser un cóctel aparentemente tan sencillo, la precisión es la clave para la perfección.

Proporciones del Dry Martini

  • Receta clásica: 1 parte de Martini extra seco, 1 parte de Ginebra, 1 golpe de orange bitter, 1 twist de limón, 1 aceituna verde
  • Receta actual: 1 parte de Martini extra seco, 4 partes de Ginebra, 1 twist de limón, 1 aceituna verde
Dry Martini - proporciones

Cómo hacer un Dry Martini

La elaboración del dry martini es fácil. Vertemos el Martini y la ginebra (y el orange bitter, si procede) en un vaso mezclador con abundante hielo, removemos bien, y servimos filtrando con cuidado en una copa de cóctel. A continuación, perfumamos retorciendo la piel de limón --es lo que se conoce como twist--, para que libere sus aceites esenciales.

Para decorar, nada como una buena aceituna verde, sin hueso, pero sin rellenar tampoco. Dependiendo del tamaño de la copa, hay quien añade dos, para regocijo de un servidor, que le gustan especialmente.

Además de archiconocido James Bond, que no sólo lo prefiere agitado, sino que también lo pide con vodka en vez de con ginebra -- lo que se conoce como vodka Martini)-- otros personajes públicos, en este caso reales, cayeron rendidos al encanto de este elegante cóctel. Desde Marlene Dietrich hasta Franklin D. Roosvelt, el general Eisenhower o el imborrable Hemingway.

Coctel dry martini 2

El Dry Martini es un cóctel ideal para el aperitivo, ya sea a mediodía o a la noche, la combinación de ginebra y Martini es suave y con un punto dulce, y el toque final de la aceituna aplacará con elegancia nuestro apetito mientras nos sentamos en la mesa o llegan los primeros platos.

Dry Martini

Dificultad: Fácil Puntuación: 8/10 Elegancia: 9/10

En Trendencias Hombre | Cócteles, un póster para dominarlos a todos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos