Compartir
Publicidad

Disminuye los alimentos adictivos de tu dieta

Disminuye los alimentos adictivos de tu dieta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si estás tratando de poner el cuerpo en forma y para ello, buscas lograr una alimentación saludable, equilibrada y nutritiva, un consejo que hoy queremos dejarte para contribuir al respecto es que disminuyas los alimentos adictivos de tu dieta.

¿Qué son los alimentos adictivos?

Seguramente muchos habrán oído hablar acerca de la obesidad como si ésta fuera una adicción a los alimentos, y la realidad es que diferentes estudios muestran que ante la ingesta de determinados productos, el cerebro reacciona semejante al cerebro de los adictos a drogas cuando las consumen.

Hoy se puede hablar de un alimento adictivo cuando su ingesta genera más deseos de comerlo y la reacción placentera que produce su ingesta en el organismo, sobre todo a nivel cerebral, requiere de cada vez mayor cantidad de alimento para reproducirse.

Gran parte de la reacción placentera que producen los alimentos depende de nuestra evolución biológica, pues nuestros antepasados pasaban muchos días sin comer y por ello, fueron diseñando una atracción importante por alimentos concentrados en calorías que les permitieran guardar reservas y después subsistir en épocas de escasez, así, las grasas son grandes elegidas hoy por nosotros.

Y como la comida en ese momento pasado nos liberaba del estrés y la amenaza que implica estar sin alimento, hoy los alimentos que más placer producen son los que poseen grasas y más aun si éstas se conjugan con almidón o hidratos simples. Así, hoy se dice que son alimentos adictivos aquellos que poseen carbograsas o azúcares y grasas simultáneamente.

adictivo2

Identifica y reduce los alimentos adictivos en tu dieta

Claramente tenemos una base fisiológica que nos empuja a sentir más placer ante un alimento con grasa y azúcar que ante un alimento que sólo ofrece proteínas, por eso, si queremos mejorar el control sobre lo que comemos y no necesitar cada vez más de grasas y azúcares, debemos identificar y reducir los alimentos adictivos en nuestra dieta.

Para ello, lo primero que podemos hacer es reducir la ingesta de comida rápida, que sabemos conjuga habitualmente grasas con harinas refinadas y en ocasiones azúcares, de hecho se sabe que la comida basura es tan adictiva como la droga y por ende, cuánto más comemos más queremos.

Así, recuperar la comida casera es una buena alternativa para comenzar a reducir los alimentos adictivos y otras medidas a tomar son evitar las llamadas carbograsas en los alimentos cotidianos, ello implica reducir la presencia en nuestra alimentación diaria de alimentos o preparaciones que combinen grasas y azúcares.

adictivo3

Algunas preparaciones o alimentos que pueden ser adictivos y que debemos evitar son:

  • Frutas con nata y azúcar
  • Nata montada
  • Dulce de leche
  • Bollería industrial
  • Helados de leche o de nata
  • Galletas dulces
  • Pasteles dulces
  • Mantequilla y miel, dulce o azúcar
  • Chocolates con leche
  • Patatas fritas de bolsa
  • Quesos y dulces
  • Natilla


No planteamos eliminar estos alimentos que tanto placer provocan al consumirlos, sino simplemente, reducir su presencia en nuestra dieta con la finalidad de evitar el efecto adictivo y los mayores deseos por su consumo que la ingesta cotidiana puede desencadenar.

Si disminuyes los alimentos adictivos en tu dieta, podrás comer de mejor calidad sin tener que enfrentarte a tentaciones frecuentes y antojos cotidianos, y por supuesto, ello repercutirá sobre tu bienestar físico y emocional.

Imagen | Latinjjavy, Tibi y Kevin Hutchinson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos