Prueba un nuevo deporte... arriesga una vez al año.

Síguenos

Golf

Si practicas ejercicio habitualmente, sea mucho o poco, puede que esa parte ya no tenga hueco en tu lista de propósitos para año nuevo, pero ¿Y si para este 2013 te planteas probar un deporte nuevo al menos una vez?

Romper la rutina, aunque en general nos cuesta, tiene muchas ventajas, así que hoy vamos a contar algunas cuantas que te ayudarán a seguir motivado para mantenerte en forma.

Una nueva experiencia, ya es una buena razón

Aunque aumentemos la intensidad o las horas de dedicación, si llevamos mucho tiempo practicando el mismo deporte, lo normal es que ya no nos requiera tanto esfuerzo mental ni físico que como cuando empezamos, lo que por una parte es un alivio, pero por otra puede hacernos sentir que nos hemos estancado.

Cuando probamos un ejercicio totalmente nuevo a lo que hacemos habitualmente, volvemos a sentirnos un poco torpes, pero eso nos ayuda a agilizar la mente y a trabajar músculos diferentes, que también necesitan nuestra atención.

Quizá hay alguna práctica, como golf, boxeo, windsurf snowboard o simplemente fútbol, que siempre has querido probar pero que por alguna razón u otra te has quedado con las ganas. Pensar en dedicarnos a largo plazo muchas veces tira para atrás, sobre todo por falta de tiempo o de medios, pero probar solo un día (o una semana) nos puede ayudar a vencer nuestras propias objeciones y disfrutar de la nueva actividad como si fuera un regalo.

Windsurf

Otra dificultad a la que hacemos frente es la pereza (nunca está demás mantenerla a raya), algunos deportes requieren algo de planificación previa, quizá deberemos contactar con algún monitor, alquilar material… pero si ponemos una fecha ahora en enero, y vamos avanzando paso a paso, seguro que conseguimos llegar a ese día especial, para hacer algo nuevo y diferente.

Además tendremos otra perspectiva de nuestro estado físico e incluso podremos ponernos en la piel de algún amigo o de la pareja, intercambiando actividades si son muy opuestas, así cuando nos contemos las aventuras deportivas seguro que nos comprendemos un poco mejor.

¿Y si descubres que te apasiona?

Hay una frase que seguramente ya conocéis que dice que las cosas más maravillosas ocurren cuando salimos de nuestra zona de confort. Es genial alcanzar unos objetivos, instalarse en ellos y mantenerse constante, pero si hacemos lo mismo todos los días difícilmente descubriremos cosas nuevas con las que mejorar y crecer, física y mentalmente.

Un deporte que jamás hubiera pensado que me gustaría y que el día que lo probé me encantó fue el Rugby, no continúe con él pero, aunque me comporté principalmente como un pato mareado, pasé unos momentos divertidísimos, que todavía recuerdo años después.

Un ejemplo más a largo plazo ha sido el de salir a correr, en los últimos años me había acostumbrado a la elíptica en casa, que me resulta muy cómoda, pero un día probé entrenar en la calle para airearme un poco y resulta ¡Qué me encanta! las sensaciones son totalmente diferentes, trabajo más y me relajo muchísimo, así que ahora combino las dos cosas.

Si estás acostumbrado a ir al gimnasio, puedes practicar yoga en un parque, si siempre haces deporte solo, probar algún deporte de equipo, si lo tuyo son las pesas ¿Qué tal una clase de aerobic? Piensa en algo que te apetezca realmente o que te rompa los esquemas, total ¡Solo es una vez! aunque lo que pase después… nunca se sabe.

Fotos | VarsityLife | macha.cl
En Vitónica | Salir de la zona de confort deportiva
Trendencias Hombre | Empezar a hacer deporte: encuentra el tuyo, existe

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios