Perder peso en el gimnasio: los pros y los contras

Sigue a

gimnasio4


Seguimos con nuestra firme propuesta de que, si quieras perder peso este verano, lo hagas con cabeza. Por ello queremos aconsejarte y sugerirte una serie de ideas para que, caso de que hayas decidido empezar desde hoy mismo a bajar el consumo de cerveza y dejar los bollos y las pastas para cuando tengas ese cuerpo que buscas, lo hagas de la mejor manera posible y, sobre todo, con un poco de coco y optimizando recursos. Igual podemos hacer la insensatez de estar sin comer durante un buen tiempo y matándonos a correr todas las tardes cuando en verdad con menos y bien hecho podríamos conseguir los mismos resultados.

Muchos de vosotros la primera opción a la que recurrís en estos momentos son los gimnasios. Pues bien, cuidado con ellos y más en épocas como las venideras. Pensad que no sois los únicos en la faz de la tierra que os habéis dado cuenta que en menos de tres meses la playa ya ha aparecido en nuestra vida. Eso quiere decir que esta es una de las épocas más concurridas del año en los gimnasios y con ello, todas las desventajas que eso ocasiona. Porque la verdad, son pocas las ventajas frente a los contras de todo ello.

gimnasio3
Lo más seguro es que encontréis ofertas del tipo tres meses por X cantidad de dinero, muy jugosas y bastante propensas a que nazcan en estas épocas del año. Es lo suyo. Pero que sin duda tiene letra pequeña. Y la letra pequeña no os la van a leer, sino que vosotros mismos debéis daros cuenta de que es lo que se gana o se pierde con este tipo de ofertas.

Tres meses son, a menos que tengamos una fuerza de voluntad sobrenatural, mes y medio, pues a partir de Julio, se ha comprobado que los niveles de gente que acude a los gimnasio bajan drásticamente. Por ello debemos de valorar si de verdad vamos a sacarle todo el jugo a nuestra estancia en el gimnasio e informarnos de otro tipo de precios y disponibilidades caso de que veamos que la oferta que parecía tan buen es, otro lobo vestido con piel de cordero con el que sacarnos los cuartos y encima hacernos sentir culpables en cuanto dejemos de acudir.

gimnasio2
El otro problema que presentan los gimnasios en esta época del año es el hacinamiento repentino. Y ello trae consigo tres graves problemas: el primero y creo que más grave es que algunos gimnasio a veces no están preparados para hacer frente a tal aluvión de gente, no en cuanto a espacio se refiere, sino a monitores disponibles para atender a todos los clientes. Y puesto que son muchos los que se inician por primera vez en el gimnasio, la presencia de un monitor es imprescindible para realizar correctamente los ejercicios y no lesionarse por exceso de carga o por un movimiento mal hecho.

Por ello, antes de apuntarnos, debemos valorar y preguntar cual es la oferta de monitores por persona que nos ofrece la instalación caso de que seamos novatos y sea la primera vez que nos enfrentamos frente a una máquina.

gimnasio1
Por otro lado, el hacinamiento provoca que, muchas veces no podamos realizar con naturalidad y en el orden correcto nuestra rutina debido a que muchas de las máquinas se encuentran ocupadas y nos encontramos con que existe cola para poder realizar o usar cierta otra. Esto suele acarrear o bien que perdamos más de una hora de lo que deberíamos en el gimnasio, o que bien nos saltemos ejercicios o decidamos realizar aquel que nosotros consideramos que “se parece” al que íbamos a realizar, sin supervisión ni consejo de ningún profesional.

Por ello, lo más recomendable si puedes, es que evites la horas puntas en los gimnasios; es decir la media tarde y la noche, que es cuando todo el mundo suele acudir al gimnasio. Sin duda la horas más oportunas son a primera hora de la mañana y a la hora de comer.

Y cuidado con esta última franja horaria porque a la hora de comer me refiero antes de comer, ya que ir recién comidos lo único que hará será provocarnos molestias mientras realizamos ejercicios e ir sin nada en el estómago, que caso de que hagamos un esfuerzo demasiado grande, el cuerpo se encuentre falto de nutrientes y energía y podamos marearnos. Por ello, una pieza de fruta y un batido justo antes de entrenar, nos darán las fuerzas suficientes para poder enfrentarnos a la cinta y las máquinas con la fuerza suficiente.

Si seguimos todos estos consejos, estoy seguro de que nuestra estancia en el gimnasio puede hacerse mucho más amena y sobre todo, fructífera.

En Mensencia | Que me pongo para ir al gimnasio
En Mensencia | El Gimnasio en la tele

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios