Compartir
Publicidad

No te pases con el entrenamiento

No te pases con el entrenamiento
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sin duda para poner el cuerpo en forma es necesario y muy importante el ejercicio físico, sin embargo, nada en exceso es recomendable pues lejos de beneficiarnos, puede perjudicar el logro de nuestros objetivos. Por ello, no te pases con el entrenamiento si quieres obtener sólo ventajas.

No sobreentrenes

Siempre creemos que cuánto más entrenamos mejores y mayores resultados obtendremos, sin embargo, esta premisa no es real, pues nuestro cuerpo requiere de un tiempo de descanso, de periodicidad y también regularidad, pero sobre todo, necesita recuperarse tras sesiones intensas de entrenamiento.

Sea cual sea la actividad que realizas, no sobreentrenes, es decir, no te pases con el entrenamiento sin dejar que el cuerpo se recupere, pues lejos de obtener un cuerpo en forma, ganarás lesiones, perjudicarás tu estado de ánimo y disminuirás el rendimiento.

El sobreentrenamiento no es más que un entrenamiento excesivo para la forma física que tiene tu cuerpo, es decir, te pasas con un nivel de entrenamiento tolerable y beneficioso para tu cuerpo al punto de que éste no responde de manera favorable.

Con el entrenamiento buscamos progresar, mejorar el estado físico y la forma, pero si no dejamos que el cuerpo responda al estímulo que genera el ejercicio o no damos los recursos para que esto suceda porque no le damos tiempo para recuperarse o adaptarse, entonces, estaremos sobreentrenando.

exceso2

Las consecuencias de pasarte con el entrenamiento

Si logras un sobreentrenamiento, no te beneficiarás con la actividad que realizas sino que puedes sufrir las siguientes consecuencias:

  • Insomnio: si no puedes conciliar el sueño o si te duermes pero te despiertas repetidas veces, puedes estar estimulando en exceso con el entrenamiento al sistema nervioso simpático.
  • Menos defensas y más riesgo de enfermar: el ejercicio implica un estrés para nuestro cuerpo por eso, si nos pasamos entrenando el estrés será tal que nuestro sistema inmunológico se debilitará, aumentando el riesgo de que enfermemos.
  • Exceso de sudoración: dado que el sobreentrenamiento conduce a un incremento de la actividad del sistema nervioso simpático, el cuerpo se mantiene alerta casi de forma continua y ello nos lleva a sudar más.
  • Taquicardia o alteración del pulso cardíaco: este mayor ritmo cardíaco también puede ser producto del estímulo mayor que recibe el sistema nervioso cuando sobreentrenamos.
  • Apatía o cambios emocionales: falta de concentración, desinterés y desgano pueden surgir a causa del estrés que implica para nuestro cuerpo entrenar en exceso.
  • Malestares gastrointestinales: falta de apetito, náuseas y otro tipo de molestias pueden surgir como consecuencias del sobreentrenamiento
  • Fatiga extrema: si sientes ganas de dormir, desgano y mayor dolor muscular, puede ser consecuencia del entrenamiento excesivo.
  • Menor rendimiento: a causa del cansancio que produce el exceso de ejercicio, se reduce el rendimiento lo cual por supuesto, no ayuda a ponerte en forma ni permite obtener buenos resultados
  • Más riesgo de lesión: los músculos sin recuperar, cansados pero aun así exigidos pueden lesionarse con facilidad al igual que los tendones y ligamentos, por eso, no te pases con el entrenamiento si quieres conservarte sano y en perfectas condiciones.
exceso3

Cómo evitar el sobreentrenamiento

Como hemos dicho las consecuencias de pasarte con el entrenamiento no son pocas ni favorecen el logro de un cuerpo en forma, por eso, mejor evitar el sobreentrenamiento dando respiro a nuestro cuerpo y facilitando su recuperación ante una actividad física intensa.

Lo recomendable es no entrenar todos los días a alta intensidad ni el mismo grupo muscular, de manera de dar tiempo para que los músculos se recuperen y obtener resultados.

También es importante dormir suficiente cantidad de horas cada noche, ya que el descanso es condición necesaria para vernos y sentirnos bien.

La alimentación adecuada, sin excesos ni carencias, con suficientes calorías y líquidos, es importante si queremos evitar el sobreentrenamiento así como también resulta fundamental no realizar siempre la misma actividad o rutina, si variamos los ejercicios o las disciplinas que realizamos podemos estar dando un estímulo distinto a nuestro cuerpo sin someterlo al cansancio.

Es fundamental escucharse a uno mismo y ante el dolor muscular o el cansancio extremo, mejor descansar que continuar entrenando.

Ya sabes, si quieres buenos resultados, mejor no te pases con el entrenamiento.

Imagen | Wikimedia, Istolethetv y Jonclegg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos