No olvides entrenar tus piernas

Síguenos

Entrenar piernas

Tanto si eres principiante como si llevas tiempo visitando el gimnasio existe la posibilidad de que hayas olvidado de entrenar una parte de tu cuerpo: las piernas.

Por desconocimiento, descuido, pereza o falta de tiempo muchas piernas masculinas quedan relegadas a un segundo plano, por eso hoy en nuestro especial cuerpo en forma queremos recalcar la importancia de cuidarlas, fortalecerlas y tonificarlas.

Por un cuerpo armónico y equilibrado

Hay muchos motivos para ejercitar las piernas más allá de los estéticos pero también sirve para evitar vernos con un cuerpo desproporcionado en el que la parte superior se ha desarrollado muchísmo y la inferior a veces sorprende que consiga sostener el tronco.

Las piernas están presentes en muchas de nuestra rutinas deportivas y mantenerlas fuertes nos ayudará al practicar otras actividades como bicicleta, salir a correr, caminar o simplemente subir escaleras. Hay que valorar las posibilidades de nuestro cuerpo como un conjunto teniendo en cuenta que cuando mejoramos una parte también estamos beneficiando el resto.

Trabajarlas requiere un esfuerzo que en muchas ocasiones nos ayuda a realizar ejercicio cardiovascular y además repercute de forma directa en la musculación de otras zonas como glúteos o abdomen.

La ventaja al entrenar las piernas es que suelen venir bastante tonificadas de serie ya que en general las estamos utilizando constantemente, pero no hay que olvidar que están formadas por músculos grandes que requieren de ejercicios específicos para no quedarse atrás si practicamos habitualmente una rutina de pesas para el resto del cuerpo.

Remo

Trabaja todos los músculos con ejercicios variados

Tan importante como ejercitar las piernas es no limitarse a una sola rutina para así asegurarnos que las trabajamos al completo.

Todo dependerá de tu nivel y tipo de entreno al que estés acostumbrado, pero algunos de los ejercicios más completos que te pueden ayudar en el desarrollo muscular son los siguientes:

También sirve para tonificar las extremidades inferiores correr, la elíptica, steps, el spinning, patinar, saltar a la comba etc. Aunque es recomendable hacer el ejercicio aeróbico después del entreno con peso, no antes. Incluso si es posible alternar ambas rutinas en días diferentes mucho mejor.

Al igual que el resto de entrenos estos deben comenzarse de forma suave, avanzando de forma progresiva y concentrados en realizar correctamente todos los movimientos para que nuestras articulaciones no se vean afectadas.

Unas piernas fuertes y bien formadas también contribuyen a evitar los dolores de rodilla que muchas veces afectan a quienes practicamos deporte. Además aunque sea lo de menos (o no) a nosotras nos encantan.

Y tú ¿Ya prestas suficiente atención a tus piernas en tus entrenos?

Fotos | Impicard

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios