Los hombros, esos grandes olvidados. Cómo fortalecerlos de forma fácil y sencilla

Sigue a

5147895118_20ec58133a_z.jpg

Hay gente que cuando entra por primera vez a un gimnasio lo hace con una obsesión, definir más sus biceps y abdominales. Pero esta obsesión puede repercutir en descompensar otras zonas de nuestro cuerpo igual de importantes como puede ser el caso de los hombros.

Bien es cierto que los hombros es una zona a la que no debemos someter a grandes cargas pero tampoco debemos olvidarnos de ellos a la hora de definir nuestro cuerpo. Para ello hoy os vamos a mostrar ejercicios fáciles y sencillos que con un par de mancuernas podremos realizar en casa evitando así esa incómoda sensación de hombros caídos y débiles.

En primer lugar antes de llevar a cabo cualquier ejercicio específico para la zona de los hombros debes tener muy claro que cualquier movimiento brusco o ejercicio mal ejecutado repecutirá muy negativamente en los hombros ya que es una zona muy sensible y propensa a acusar cualquier movimiento en falso.

Por ello será esencial calentar correctamente los hombros y también concienciarnos de que los primeros días habrá que empezar con cargas muy livianas e ir subiéndolas progresivamente sin tener que llegar a pesos excesivos puesto que como ya os comentamos anteriormente, los hombros no deben soportar cargas de peso elevadas.

Una vez que tenemos bien claros los conceptos llega el turno de la práctica. El primer ejercicio consistirá en una simple elevación frontal de mancuernas que deberemos hacer de forma lenta, suave y controlando la respiración.

Es importante tener claros algunos conceptos, especialmente el de la posición de la espalda que deberá estar recta y rígida, mientras que las rodillas deberán estar ligeramente flexionadas.

El otro ejercicio básico consiste en realizar las mismas elevaciones pero de forma lateral, así conseguiremos trabajar también la zona del deltoides.

Será importante, al igual que en el primer ejercicio, mantener la espalda recta y las piernas ligeramente flexionadas, así como doblar ligeramente los codos para que todo el esfuerzo recaiga sobre los hombros y no se reparta en el brazo, de lo contrario el ejercicio sería completamente inútil para lo que buscamos.

Por último, otro ejercicio básico para fortalecer la zona de los hombros es el encogimiento de trapecio, realizado de la forma que veis en el vídeo.

Aquí podemos trabajar con un poco más de carga que en las elevaciones frontales y laterales ya que el trapecio es un músculo que puede soportar más peso.

Como veis tres ejercicios sencillos y que podéis realizar en vuestra propia casa, y es que ya no tenéis excusa para fortalecer y mejorar vuestros hombros.

Imagen | sapheron
Más Información | Vitónica
En Trendencias Hombre | ¿Sabes hacer correctamente los abdominales?
En Trendencias Hombre | Cómo realizar flexiones de brazos para ejercitar tríceps y pectorales

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario