Jugar al pádel con un buen amigo, planazo para ponerte en forma

Sigue a Trendencias Hombre

Padel

¿Te has planteado empezar hacer deporte o retomarlo pero te falta motivación? No siempre es fácil encontrar las ganas o el momento, pero quedar con un buen amigo para pasar un rato jugando al pádel seguro que ya te suena mucho más apetecible.

Hoy en nuestro especial Cuerpo en Forma te contamos los detalles de esta práctica deportiva que cada vez cuenta con más seguidores.

Algunos puntos básicos para empezar

Jugar al pádel es bastante más fácil que hacerlo al tenis, el espacio es más reducido y si los participantes están en una capacidad física similar pueden empezar con un juego más ligero y con el tiempo ir subiendo la intensidad poco a poco.

La parte positiva es que es entretenido, sencillo y engancha, por lo que hacer ejercicio se convierte en una diversión, aunque hay que poner cuidado en controlar el cansancio, muy pocos se libran de las agujetas en las piernas de los primeros días, por lo menos vamos a intentar que no sean excesivas.

En clubs y gimnasios se organizan cursos para principiantes con los que aprender las reglas, cómo coger la pala, técnicas, estrategias etc. De entrada el juego consiste en devolver la pelota a nuestro rival después de que esta golpee con la pared, pero hay unas normas básicas a seguir, que con el tiempo podéis ir ampliando hasta aplicar todo el reglamento (en PDF).

También encontraréis multitud de vídeos como el siguiente, ideales para aprender a jugar, elegir la pala y la ropa que vamos a comprar o el calzado, que es muy importante que tenga una suele bien adherente.

Beneficios del pádel

Como hemos comentado antes uno de los principales es poder jugarlo en pareja o en grupo, practicar deporte con amigos anima muchísimo y es más difícil que tiremos la toalla si nos están esperando para una partida.

Padel

Es un buen ejercicio cardiovascular, por lo que el corazón estará agradecido y además quemamos calorías, así que si estáis pensando en perder algunos kilitos de más esta opción también entraría entre los mejores ejercicios para hacerlo.

Con el pádel se trabajan sobre todo glúteos y piernas, dos zonas de nuestro cuerpo que algunas veces olvidamos (bueno, olvidáis los chicos, nosotras solemos tenerlas más que presentes) cuando vamos al gimnasio, así que de esta forma podemos asegurarnos su tonificación.

Eso sí, si tenemos alguna lesión en las rodillas, problemas de articulaciones o de espalda, quizá este deporte no sea el más adecuado por los movimientos, gestos y giros rápidos que normalmente requiere. Como todo tiene su grado, ante la duda antes de empezar, no es mala idea consultar con el médico, para curarnos en salud… literalmente.

Y si todo va bien ¡A empezar cuanto antes! ¿Algún prácticamente de pádel en la sala? Seguro que puede contarnos muchas más ventajas para animaros a empezar.

Fotos | Anieto2k
En Vitónica | Preparación física para el pádel
En Trendencias Hombre | Adiós barriga adiós

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario