Compartir
Publicidad

Entrena tu corazón, rendirás más y te sentirás mejor

Entrena tu corazón, rendirás más y te sentirás mejor
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando pensamos en cuidarnos y hacer ejercicio casi siempre nos viene a la mente conseguir unos brazos torneados, un abdomen plano o unos glúteos firmes, pero hay una parte de nuestro cuerpo, el corazón, que es mucho más importante entrenar para gozar de una buena salud, por eso en nuestro especial Cuerpo en Forma hoy vamos a darle la importancia que se merece.

Beneficios de ejercitar el corazón

Nuestro corazón al bombear proporciona la fuerza necesaria para que la sangre y las sustancias que transporta con ella puedan circular correctamente por venas y arterias. Normalmente late entre 50 y 100 veces por minuto (¡¿Menudo esfuerzo verdad?!) y para mantenerlo siempre a buen ritmo nada mejor que practicar algo de deporte y seguir una dieta variada y sana.

Al hacer ejercicio aumentamos nuestra capacidad aeróbica, que hace que nuestro organismo funcione adecuadamente y nos permita realizar actividades físicas sin fatigarnos en exceso y recuperándonos rápido. Un corazón sano no intentará trepar hasta tu boca para escaparse por ella cuando subas las escaleras, al contrario, te permitirá hacerlo cómodamente.

Además una buena salud cardiovascular es la mejor forma de reducir el riesgo de infarto. Los problemas de corazón están entre las principales causas de muerte, así que (aquí ya tengo que ponerme seria) si no te has planteado abandonar la vida sedentaria porque el tema del aspecto físico no te motiva, es bueno recordar que hay razones de mucho más peso para empezar a hacerlo.

Cuando este órgano está débil bombea a menos intensidad lo que requiere que tenga que esforzarse más e incrementar el número de latidos. Al entrenar nuestro cuerpo necesita mayor cantidad de oxígeno y eso hace que aumentemos nuestra frecuencia cardiaca máxima (el máximo de pulsaciones al que podemos llegar sin poner en riesgo nuestra salud), que paradójicamente baja nuestra frecuencia cardiaca en reposo, una garantía de optar a una vida más larga.

Saltar a la comba

¿Cómo se entrena el corazón?

Para empezar muévete más, aparca el coche y camina siempre que puedas, olvida el ascensor, haz las compras a pie, aprovecha un momento de relax para pasear a ritmo ligero. Ya lo dice el refrán ¡Quien mueve las piernas mueve el corazón! así que lo primero es reducir las horas de silla, sillón y sofá, mientras aumentamos las de actividad física.

No hace falta apuntarse a un gimnasio ni hacer esfuerzos titánicos, como comentábamos hace unos días caminar es una buena manera de ponerse en forma y la ideal para iniciarnos si no estamos acostumbrados al deporte.

El objetivo también es perder grasa y disminuir la resistencia a la insulina, dos factores que contribuyen a nuestra salud cardiovascular, y podemos conseguirlo con ejercicios aeróbicos de intensidad moderada al principio y más alta después.

Montañismo, pasear en bicicleta, salir a correr, natación, spinning, saltar a la comba, deportes de equipo etc. son buenas opciones para fortalecer nuestro corazón, a la vez que tonificamos nuestro cuerpo y mejoramos nuestro estado físico en general.

Aunque si se padece algún problema relacionado con el mismo es imprescindible consultar con el médico antes de empezar ninguna actividad, teniendo en cuenta que las prácticas que requieren más esfuerzo son más arriesgadas en estos casos.

Es importante adaptar el ejercicio a nuestras posibilidades e ir progresando despacio, pero sin buscar excusas para no movernos ¡Nuestro corazón lo agradecerá! Y ciertamente, vale la pena tenerlo contento.

Fotos | CarbonNYC | the Halfwitboy En Vitónica | Formas de medir la frecuencia cardiaca máxima En Trendencias Hombre | Mejorar la resistencia para ponerse en forma I

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos