Sigue a Trendencias Hombre

sauna.jpg

Una vez la pruebas ya no podrás resistirte y querrás volver a entrar.
Seguro que muchos de vosotros la habéis probado alguna vez en vuestro gimnasio, a unos os habrá parecido un calor agobiante y a otros os habrá resultado hasta placentero, y es que la sauna proporciona numerosos beneficios a una temperatura de entre 80º C y 90º C y una humedad muy baja (calor seco).

Diez minutos de sauna es el complemento ideal a una hora de pesas y ejercicio físico, relaja, desestresa y mejora la respiración, pero para ello deberías conocer unos pasos importantes a la hora de meterse en esa habitación de madera de pino, se trata de una pequeña rutina que es aconsejable seguir para maximizar los beneficios que tan bien conocen los finlandeses.

Lo aconsejable es no tomar más de dos sesiones por día y no más de tres semanales, si abusamos de ella corremos el riesgo de padecer bajadas de tensión o continuas pérdidas de hidratación, así que conviene conocer un poco más este mundo de las saunas y sobre todo saber los múltiples beneficios que nos ofrece.

Estos son los pasos a seguir antes, durante y después de una sesión de sauna.

  • Después de haber sudado en el gimasio nos ducharemos con agua templada, así entraremos con la piel mojada y limpia.

  • Siempre que podamos nos sentaremos en la bancada inferior, así tendremos más oxígeno y por tanto la respiración será más cómoda y relajada, le daremos la vuelta al reloj de arena y esperaremos, si podemos, a que se agote el tiempo. Suelen ser entre 10 y 15 minutos.

  • Saldremos de la sauna, caminando despacio y nos ducharemos con agua fria, sin utilizar gel, simplemente agua.

  • Volveremos a entrar en la sauna, esta vez la notaremos menos caliente ya que la temperatura de nuestro cuerpo ha bajado con la ducha fria, así que nos relajaremos, sentados o acostados, durante otros diez minutos.

  • Terminaremos nuestra sesión con una ducha de agua fría o templada, mejor si es fría, ahora sí que podremos utilizar el gel y el champú. Un consejo que os doy es intentar utilizar un gel exfoliante que elimine las células muertas y nos deje la piel más limpia y suave.

  • Es el momento de beber algo de agua o alguna bebida isotónica como el Aquarius, nos ayudará a reponer los líquidos perdidos y nos dejará como nuevos.

alonso

Con solo veinte minutos hemos eliminado numerosas toxinas y aumentando las defensas, también eliminamos alcohol, sodio y nicotina acumulada en nuestro cuerpo y lo más importante habremos aniquilado virus y células potencialmente cancerígenas.

También hemos mejorado nuestra respiración y mitigado el dolor de las articulaciones, si es nuestro caso, esta es una de las razones por las que la sauna está muy recomendada a pacientes que sufren enfermedades de tipo respiratorio o padecen alguna enfermedad de huesos.

Y lo más importante es que conseguimos liberar tal cantidad de endorfinas que nos encontramos plenamente desestresados, nuestro sueño será de mejor calidad y comenzaremos el día relajados y de mejor humor.

¿Todavía necesitas más razones para probar la sauna?, espero que no, así que anímate a probarla, seguro que no te arrepentirás.

Foto | Centrumzdrowia

En Vitónica | La sauna, más beneficiosa de lo que creíamos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios