Sigue a

Traje de chaqueta

Hacerse adulto tiene muchas cosas buenas y otras que no lo son tanto, como las famosas entrevistas de trabajo. En un rato tenemos que convencer que somos el candidato idóneo y que desempeñaremos nuestro trabajo perfectamente. Además de nuestro currículum, en las entrevistas miran otros detalles como nuestro vestuario. Así que hoy os vamos a dar unas pautas para que triunféis.

Debes vestirte pensando en la empresa en la que trabajarías y el puesto que tendrías. Por ejemplo, si vas a ser creativo en una agencia de publicidad el traje no tiene ningún sentido. Eso tampoco quiere decir que vayas con los vaqueros rotos y enseñando la ropa interior.

Si es una empresa moderna o una pyme, donde hay más libertad, os recomiendo que vayáis con unos pantalones de pinza (unos chinos por ejemplo) o unos vaqueros rectos y nuevos (no valen los que tienen los bordes deshilachados). Para la parte superior te recomiendo un polo o una camisa clásica, elegante pero con un toque desenfadado.

Si es una empresa tradicional te recomiendo un traje de corte clásico y en tonos discretos, como lo son las gamas de azules oscuros y grises. También podéis probar con tonos tierra y siempre se deben combinar con camisa de manga larga (la de manga corta destiérrala) y una corbata sencilla, lisa o dibujos muy pequeños.

Ve afeitado (barba o perilla recortada), ya que es un detalle en el que se fijan. Algunos expertos incluso recomiendan prescindir del perfume. Yo no estoy de acuerdo, creo que es otra oportunidad de transmitir nuestra forma de ser. Eso sí, suave y discreto, que se perciba de forma sutil.

Por último, tened cuidado para que no parezca que vas disfrazado. Está claro que tienes que vestir con ropa con la que te sientas cómodo o por lo menos, que no estás como un pez fuera del agua, pegándote tirones, con la corbata mal anudada, etc. Mucha suerte y ¡a por ellos!

Foto | Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario