Protocolo para una cena de graduación: ¿qué me pongo y qué debo evitar? (I)

Sigue a

Cena


Sin duda alguna, la primera cena en la que se requiere una mínima etiqueta que deberemos afrontar será la cena de graduación en sus distintas modalidades (al acabar el instituto o la universidad según convenga). Es un evento que, por ser el primero en el que nos tenemos que enfrentar a ese terrible y desconocido ser llamado protocolo, suele asustar bastante y crea confusión en la manera en la que poder enfrentarlo. Pero por extraño que parezca, es bajo mi punto de vista, uno de los eventos más fáciles de superar si se tiene en cuenta una serie de puntos antes de comenzar a comprar o aprovechar material para triunfar en esa noche.

Así que vamos a dar unas ligeras pinceladas sobre el tema a ver si puede servir de ayuda.

Aspectos básicos a tener en cuenta

tommy


  • Lo primero que debemos de tener en cuenta es si dicha cena está organizada por el propio centro (instituto o universidad) o por un grupo de amigos, en cuyo caso estaremos más holgados en lo que a etiqueta se refiere. De ser el primero de los nombrados, tendremos que informarnos antes si existe algún tipo reglamentación al respecto o algún código de vestuario intrínseco a la entidad. Muchas universidades cuentan de antemano con un protocolo que deberemos respetar (para nuestro alivio, pues ahí hay poco que pensar) y al que deberemos ceñirnos.
  • Deberemos tener en cuenta también el público que asista. No es lo mismo una cena en la que tengamos en nuestra mesa a todo el profesorado y familiares, que una cena más íntima y personal con amigos en la que el dress code puede brillar por su ausencia si así lo pactáis todos. La clave es estar a gusto con uno mismo y a la vez no destacar sobre el resto, por lo que conviene también tratar el tema con el resto de los compañeros para tener una vaga idea de cómo pretenden asistir el resto de los invitados.
  • tommy

  • Además hay que tener en cuenta que la mayor parte de las escuelas, universidades o centros de estudios, suelen obligar a vestir una toga o prenda similar en dicha ocasión, por lo que la mayor parte de tu vestuario quedará cubierto y de poco servirá esforzarnos en que resulte impecable. En estas situaciones, deberemos prestar especial importancia a tres puntos: los zapatos, los pantalones y la camisa (en especial el cuello) pues son los tres elementos que nos diferenciarán del resto.
  • Deberemos hacer un balance de nuestro presupuesto y el look que hayamos elegido. De nada nos sirve gastarnos una millonada en ropa si luego no vamos a poder sacarle partido. Por ello, el alquilar un traje o un vestuario completo así como pedírselo prestado a alguien es una de las opciones que deberemos tener en cuenta a la hora de completar nuestro atuendo.
  • h&m

  • Por último, tener en cuenta los factores físicos del evento: estación del año (más que nada por la temperatura que pueda hacer, que no nos sirve de nada acudir con lino en enero o con pana en pleno agosto), hora (por el día terminantemente prohibidos los esmoquin al igual que los chaqués por la noche) y lugar (carpa en el campo, restaurante en la ciudad… deberemos mimetizarnos con el entorno)

Atendiendo a todo estos factores, vamos a tratar los tres casos que os he citado anteriormente en función de la edad del público que asista, la vuestra y el tipo de acto que estemos tratando.

Cena de graduación de instituto

zara
Si se trata de una cena de graduación de instituto, la jovialidad es el factor a tener más en cuenta, por lo que rechazamos por completo los trajes a dos y tres piezas y optamos por los blazers o los blasiers y combinarlos con pantalones, chinos o incluso denim. En este caso, la opción más adecuada sería un gris ceniza o perla en verano y un gris marengo o azul oscuro en invierno, pero el negro mejor se lo dejamos a los camareros.

Tom Ford
La clave reside en la corbata/pajarita, que es donde podremos plasmar toda nuestra personalidad, el colorido y la gracia del conjunto, y en menor medida en la camisa, que si puede ser posible se optará por diseños plain, en colores claros si es invierno y con cuidado oscuros si es verano, y caso de meter rayas, espaciadas lo máximo posible y a juego con los tonos de la corbata.

gemelos
Para rematar podremos optar por unos buenos complementos como los gemelos (los hay muy informales) para realzar aun más el look, un buen reloj o los zapatos, en cuyo caso apostaría por colores oscuros del tipo burdeos o añiles si combinamos con pantalones claros (unos castellanos en color burdeos, o unos mocasines de ante de serraje en tonos azules para colores cremas y térreos) y negros si lo hacemos con pantalones oscuros.

Eres joven, así que apuesta por el color y la diversidad y huye en la medida de lo que puedas de los total look, los conjuntos monocromáticos de una sola pieza o los trajes más elegantes. Y sobre todo, que tú te sienta a gusto con lo que llevas encima. Si eres el primero que no se ve con lo que lleva, el resto se dará cuenta de inmediato.

En la siguiente entrega trataremos las cenas de graduación universitarias y las de trabajo/máster, así que no os las perdáis.

En Mensencia | Etiqueta
Foto | jessemichaelnix

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios