Sigue a

goya


Después de haberle dado un repaso a la alfombra roja de los hombres mejor vestidos en la 26 edición de los Premios Goya, nos toca meterle mano a aquellos que decidieron que ese día no era el mejor para conjuntar y cometieron errores tan básicos como la mala combinación de complementos hasta descuidar el aspecto físico a la hora de lucir el traje.

Una colección de imágenes que nos van a servir, entre otras cosas, para no meter la gamba la próxima vez que nos toque enfundarnos en traje en una situación de calibre comparable a este. Comenzamos.

goya
Empezamos con la criba de la alfombra roja de los Goya y el primero en iniciarla es Agustín Jiménez de Miquel Suay. La modestia no es lo suyo al igual que tampoco lo es esa cantidad de brillos que lleva encima. Se le veía a kilómetros de distancia y la verdad no era necesario. Algo más discreto hubiese estado mejor.

goya
Y si seguimos hablando de brillos, Rodolfo Sancho no se le queda nada corto. Brillos en la chaqueta, brillos en el pantalón y si nos parecía poco vamos y lo rematamos con esa maxi corbata con nudo versátil que no pega en ningún lado pero menos aun en ese traje. Lo intentó pero la cosa no cuajó, no hay por donde agarrarlo.

goya
Leonor Watling de rojo iba estupenda pero lo de Paco León no terminó de gustar. Un esmoquin cruzado y pajarita estampada, que no cuajaban de ninguna de las maneras con el pantalón, parecían piezas de sastrerías diferentes. Y dentro de lo arriesgado podríamos haber triunfado pero… esos botines han conseguido arruinar absolutamente todo.

goya
A Alex García no podemos negarle que el estereotipo de macho ibérico le sienta de maravilla: barba atractiva (quizás demasiado descuidada para la ocasión) pero ese esmoquin con chaqueta de terciopelo cerrada con trabilla de Ursula Mascaró ni es lo más apropiado ni creo que te siente bien, que parece que vas embutido en la alfombra.

goya
Victor Clavijo directamente se ha puesto sobre la espalda unos 10 años de más sin quererlo ni saberlo. El traje le queda extremadamente grande y no es precisamente que se lleve lo oversized en estos tiempos que corren.

goya
Antonio Banderas, de Giorgio Armani, podría haber entrado de cabeza a la lista de los mejores vestidos de esta edición si no fuera porque no nos ha gustado nada el detalle de la pajarita y menos aun en color blanco. Que una cosa es ir a una ceremonia bien vestido y otra más distinta parecer que vas de frac cuando en verdad no lo llevas.

goya
Roberto Enríquez optó por una chaqueta gris para su esmoquin de tres piezas pero la imagen la descuidó por completo. En el punto medio está la virtud pero no podemos pretender ir así de desaliñados a un evento de semejante calibre. Un poco de arreglarnos el pelo y la barba, que no estaría nada mal.

Fotos | Gtres
En Trendencias Hombre | Los hombres mejor vestidos de los Premios Goya 2012

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios