Compartir
Publicidad

Los Grammy 2012, el gran circo de la moda

Los Grammy 2012, el gran circo de la moda
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


¿Qué extraña energía recorrerá Los Ángeles durante los días previos a la ceremonia de los Grammy para que el día del evento se congreguen tantos despropósitos juntos? ¿Quién otorga las licencias de estilista y asesor de imagen en la industria de la música americana? ¿Debemos llorar rogando al cielo o entregarnos con alegría a la fiesta hortera?

Todas las categorías de estilo en las que podríamos clasificar al estrellato musical masculino asistente llevarían necesariamente ese apellido, del de hortera: rockeros horteras, raperos horteras, countries horteras, indies horteras, horteras muy horteras. Claro que alguno se salva y en tal contexto parece el Mesías de visita en la Tierra.

‘Easy going’


La traducción al español vendría a ser estilo relajado, la actitud casual que en EE.UU. se asocia inmediatamente con Los Ángeles. El director creativo de Band of Outsiders suele explicar sus colecciones intentando que el resto del mundo comprenda que en la ciudad californiana ir a un restaurante en pijama no se considera nada del otro mundo; sus habitantes se pasan el día en el coche o en exteriores, siempre hace calor, está lleno de gente medio creativa medio loca y al final lo importante es tomarse las cosas con calma, eso es, easy going.

grammy2

Aquí se enmarca el grueso de los asistentes masculinos con sus camisas desabrochadas y sin rastro de corbata, trajes de chaqueta holgaditos, camisetas serigrafiadas, estampados varios, sneakers y pelos al viento. Entre ellos, los Foo Fighters en la imagen de apertura o los Cut/Copy, gafas de sol incluidas (daba igual, ¿no?).

Clásicos… con un ‘twist’


Este género también es bastante común: se trata de personalidades que más o menos entienden las normal del vestuario masculino y acuden al tailoring pero, claro, son estrellas del pop, tienen que añadir un toque personal que les haga destacar. En esta segunda fase es cuando suelen sobrevenir las catástrofes.

grammy3

Vemos buenos trajes de chaqueta, agradables tres piezas, camisas impolutas, corbatas incluso un perfecto pañuelo blanco sobresaliendo del bolsillo de la americana; pero también vemos unos botones desabrochados de forma desafortunada, unas gafas de sol de una incoherencia casi gramatical y un color de telón de teatro estridente y rancio. A pesar de todo, Bruno Mars no nos disgusta del todo (¡ojo!, no se ve en la imagen, pero llevaba zapatos sin calcetines).

El poder del complemento


Y es que a los artistas de los Grammy les va muchísimo el complemento. Son muy fetichistas, y saben que cuantos más accesorios lleves encima, más estrella eres. Se les identifica por eso. El padre de Miley Cyrus lleva muchos años en el mundillo y lo sabe bien, por eso incorpora a su look sombrero con cinta, colgantes y Ray-Ban de aviador.

grammy4

grammy5

Lo del músico Daniel Ho es harina de otro costal. O no. ¿Por qué no una rama de complemento? En los Grammy, más que bienvenida.

Arte contemporáneo


Al fin y al cabo es una ceremonia donde se respira creatividad y libertad. Lo del sentido del ridículo, para otros. Quizá por ello siempre hay algún cantante o alguna banda dispuestos a reafirmarse como creadores e inundar de arte la alfombra roja; en esta edición, los encargados fueron la Vida Bohéme, aunque lo cierto es que el uniforme de pintor forma parte de la seña de identidad de estos venezolanos.

grammy6

Lo peor


A continuación lo que estabais esperando, lo que más os divierte, lo que uno espera de unos buenos Grammy. ¡Gracias por no defraudarnos! Os recomendamos jugar a parecidos razonables, ¡por ahí está Gandalf!

grammy7

grammy8

grammy9

grammy14

Lo mejor


Sentimos poner fin a la diversión, pero nos debemos a nuestro habitual derroche de buen gusto y tenemos que honrar a quienes supieron presentarse al evento de acuerdo con las normas no-angelinas de la estética (pocos). No se trata de normas necesariamente ortodoxas: por ejemplo, los Kings of Leon supieron mantener su encantador estilo sureño, en especial el cantante Caleb Followill, con una composición vintage muy pulcra.

grammy13

grammy15

grammy16

De perfecta ceremonia de los Oscar vimos al presentador Ryan Seacrest y Adam Levine quiso insistir en lo que ya sabemos todos, que es sexy y sabe vestir. Qué tío más pesado.

Imágenes | Grammy
En Trendencias Hombre | Los Globos de Oro 2012: una alfombra roja llena de glamour y buen estilo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos