Compartir
Publicidad

Boda Real en Mónaco: La cena de gala en la Ópera de Montecarlo

Boda Real en Mónaco: La cena de gala en la Ópera de Montecarlo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras darse el si quiero, y prometerse amor para siempre, los novios emprendieron un recorrido por las engalanadas calles del principado, uno de los momentos más destacados de esta Boda Real en Mónaco, fue cuando la princesa Charlene rompe a llorar emocionada al depositar su ramo en la iglesia de Santa Devota. Momentos después la feliz pareja emprende de nuevo su recorrido para la realización de las fotos oficiales.

Eran ya las 19.30 horas y momento de descansar para asistir a la gran cena de gala oficial que se celebró en la Ópera Garnier del principado y que corrió a cargo del prestigioso chef Alain Ducasse. Un lugar de ensueño con unas vistas espéctaulares de la Costa Azul.

Los Príncipes de Mónaco en la cena oficial de gala

cena de gala mónaco

A partir de las 22 horas van llegando los invitados, todas habían pasado por el hotel para cambiar sus atuendos, las damas lucían ahora vestidos largos y de noche y los caballeros, fracs, smokings o uniformes militares de gala. Charlene de nuevo confió en Armani, en esta ocasión llevaba un precioso vestido blanco con falda de varios volantes y escote de encaje, un diseño de corte minimal que se sofisticaba al detalle gracias a los apliques de pedrería. El conjunto se completaba con un clutch a juego también de color blanco.

El Príncipe Alberto se cambió de uniforme y para la noche lucía una versión de gala del atuendo de los Carabineros, una chaqueta corta en color blanco al igual que en la ceremonia religiosa adornada de botones dorados, y diferentes condecoraciones militares, camisa blanca y pajarita a juego en blanco, pantalón negro y zapatos de charol a juego.

Los Príncipes de Suecia de los más elegantes del baile

cena de gala mónaco

De entre los invitados destacó la elegancia del Príncipe consorte Daniel vestido con un elegante frac negro, y camisa con botones metálicos, y su mujer la Princesa Victoria de Suecia enfundada en un vaporoso vestido de gasa asimétrico en tonos rosas, que acompañó con una espectacular tiara de brillantes, pendientes en forma de perla y cartera de piel.

cena de gala mónaco

O la belleza de la Princesa Madeleine de Suecia enfundada en vestido palabra de honor en gris perla a juego con una original cartera de formato cuadrado plateada, tiara muy parecida a la de Victoria, y gargantilla de perlas, acompañada por el Príncipe Carl que lucía increíble de uniforme de gala.

Pierre, Carlota y Andrea Casiraghi radiantes en el fin de fiesta real

cena de gala mónaco

Digno de mención especial el porte de los hijos de Carolina de Mónaco, Pierre y Andrea Casiraghi ambos de frac, que acompañaron a Carlota, de nuevo radiante y de Chanel, con un vestido fruncido de escote corazón y capelina a juego, todo en blanco roto, que complementó con un cinturón dorado y con perlas, más unos pendientes de brillantes a juego con un brazalete.

El fin de fiesta lo pusieron los fuegos artificiales, que por cierto empezaron con 15 minutos de retraso según lo previsto, un broche final de lujo a la altura de una boda real de estas características, que sin duda pasará a los anales de la historia como una de las más comentadas.

Fotos | Gtresonline En Mensencia | Boda Real en Mónaco En Trendencias | Boda Real en Mónaco En Poprosa | Boda Real en Mónaco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos