Sigue a

gtres_u186814_028.jpg

Los flashes le aguardaban como agua de mayo y no defraudó. Sintiéndose el centro de atención Brad Pitt volvió a lucir palmito en el Festival de Cannes dejando constancia de por qué es uno de los hombres más mediáticos del planeta.

El actor estadounidense se presentó con una larga y llamativa melena, más habitual en un joven adolescente que en alguien que roza el medio siglo, pero sin duda envidiable.

Su presencia vino motivada por la presentación del film titulado Killing Them Softly, el último trabajo del director neozelandés Andrew Dominik donde el propio Brad además de ser actor principal también participa en la coproducción. Para la ocasión apostó por Gucci de los pies a la cabeza, en un traje en un verde grisáceo bastante veraniego, combinado con blanco tanto en camiseta, cinturón y por supuesto zapatos.

gtres_u186863_083.jpg

Más sobria y previsible fue su aparición nocturna, en donde apostó por un smoking de Balenciaga diseñado por Nicolas Ghesquière y donde no faltaba su fajín, pajarita (un tanto torcida) y sus inseparables gafas de sol, que por cierto, para los más detallistas es muy posible que se trate de un modelo aviador de Tom Ford, su marca fetiche en este tipo de accesorios.

Fotos | Gtres
En Trendencias Hombre | Festival de Cannes 2012

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios