Sigue a

verrugas

Quién más y quién menos, casi todo el mundo tiene alguna verruga en alguna parte de su cuerpo. Si bien para alguna gente puede ser una muestra de personalidad y no se desharía de su verruga por nada del mundo, para otra gente puede ser un problema estético.

Si eres de estos últimos probablemente te interese seguir leyendo ya que te informaremos de cuales son los tratamientos más utilizados para combatir a nuestras queridas/odiadas verrugas.

Lo primero que hay que saber es el origen de éstas. Las verrugas aparecen por un virus, concretamente el del papiloma humano y suelen aparecer, por lo general, en manos, pies, axilas o genitales (ojo con estas últimas, son muy contagiosas).

Algunas de estas verrugas suelen desaparecer solas al cabo de un tiempo, pero otras se perpetuan en tu piel, aunque suelen tener caracter benigno. De todas formas, lo primero que debes hacer es ponerte en manos de un dermatólogo. Él será el encargado de valorar tus verrugas y de especificar el tratamiento que deberás seguir.

Pero para ponerte en antecedentes y por si estás dispuesto a dar el paso vamos a comentarte en qué consisten los tratamientos más comunes para la eliminación de las verrugas, cuya elección dependerá fundamentalmente del tipo de verruga y de su ubicación. Ojo, nunca, bajo ningún concepto debes arrancarte directamente la verruga.

Tratamientos más comunes para la eliminación de las verrugas

La crioterapia, aunque suene a ciencia ficción es uno de los tratamientos más usados y eficaces para la eliminación de las verrugas. Consiste en la aplicación de Nitrógeno en estado líquido sobre la verruga mediante un spray, destruyendo la verruga por congelación, ya que el Nitrógeno en estado líquido puede alcanzar hasta los -196ºC. Se aplica semanalmente hasta que la verruga se queda sin riego sanguíneo y cae y no suele dejar ningún tipo de cicatríz.

crioterapia verrugas

El láser CO2, es utilizado para verrugas que son difíciles de eliminar por otros tratamientos. Suelen eliminarse en una sola sesión, pero es posible que dejen algún tipo de cicatríz. Se utiliza anestesia local.

También existen ácidos que aplicados directamente sobre la verruga consiguen acabar con ella. Es un tratamiento más lento, ya que la verruga no consigue caerse hasta pasadas unas semanas y del que hay que ser cuidadoso ya que debe aplicarse única y exclusivamente sobre la verruga, no sobre el contorno. Sólo es válido para pies y manos.

Remedios caseros contra las verrugas

Aparte de los tratamientos comentados anteriormente, existen más tratamientos como los ya famosos de farmacia o los inevitables remedios caseros. Unos claros ejemplos de estos últimos son la leche de higo obtenida del tallo o el diente de ajo partido por la mitad, que aplicados diariamente sobre la verruga hacen que ésta se caiga al cabo de unas semanas.

Debes tener mucho ojo si te vas a decidir por estas opciones, ya que hacerlo por tu cuenta y riesgo, si no lo aplicas correctamente, puede acabar produciéndote quemaduras en la piel y quizás sea peor el remedio que la enfermedad.

Por eso en cuanto quieras eliminar una verruga lo más recomendable siempre es acudir al dematólogo y que sea él quien decida el tratamiento a utilizar, ya que en muchas ocasiones dependiendo de la forma y el tamaño, una verruga puede ser la muestra de una enfermedad más seria y no darnos cuenta.

Foto | Merkmedicus, CSCC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios