Síguenos

aspirina.jpg

Las mascarillas caseras son de las mejores para mantener la piel saludable, porque podemos elegir los componentes que vamos a aplicarnos, resultando mucho más asequibles que las comerciales y sobretodo en estos tiempos.

La mascarilla facial de Aspirina es una de las más usadas y económicas. La Aspirina es mundialmente conocida por su ayuda en los dolores fisiológicos y la mayoría de personas la hemos usado alguna vez conociendo su efectividad.

Su componente principal es el AAS o ácido acetilsalicílico el cual proviene de la corteza de los sauces, componente utilizado en la actualidad para luchar contra el acné y las bacterias que producen en la zona facial. También es un eficaz exfoliante para la piel.

fotolia_1795084_xs1.jpgBasta con comprar una caja de las tradicionales para obtenerla y puede usarse de dos a tres veces por semana.

Se combina normalmente con miel o yogur facilitando su aplicación y añadiendo hidratación, sobretodo recomendado para la piel grasa que también lo necesita. Para realizarla basta con tomar dos pastillas y algún utensilio como un mortero que nos ayude a pulverizarlas, luego combínalas con un poco de agua, miel o yogur.

Sólo utiliza la suficiente cantidad para que se cree una mezcla compacta que es la que emplearemos como exfoliante. Aplícala con movimientos circulares, déjala reposar cinco minutos, y retira con abundante agua templada.

Recordad: que si sois alérgicos a la aspirina no podéis haceros esta mascarilla. Para mejores resultados intenta ponerte antes una toalla con agua caliente (que no pueda quemarte) en la cara, para que se abran los poros y sea más efectiva.

En Arrebatadora | La mascarilla de Aspirina

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios