Síguenos

clooney.jpg

Ya has entrado en la década de los cuarenta. Nada de sentirse viejo ni tonterías similares, enfócalo desde otro ángulo: has pasado a engrosar la lista de los maduros y con estilo deseados como Clooney o Brad Pitt. Has ganado confianza en ti mismo, sabes lo que quieres (o al menos lo que no quieres) y tienes tu propio estilo.

A la hora de cuidarse, podemos dividirnos en dos grandes grupos: los que nos hemos preocupado por nuestro aspecto durante años o los que no saben lo que es una crema hidratante. Tranquilo, nunca es tarde para empezar a cuidarse.

Debes ser constante con la limpieza e hidratación de la piel, un básico para su cuidado, de esta forma adquirirás el hábito si no lo tenías. Elige las cremas antiarrugas y reafirmantes, que lucharán contra la flacidez. De esta forma, tonificará y alisará tu piel y te ayudarán a regenerar tus células.

Por las mañanas se te hinchan los ojos por la retención de líquidos y las patas de gallo se marcan mucho más. Las arrugas ya son visibles, sobre todo en la zona del contorno de los ojos. Os recomiendo que invirtáis en una crema específica para las famosas patas de gallo, ya que afean mucho la mirada y la expresión.

Con el paso de los años, tu piel se vuelve más fina y frágil y tiene menos defensas ante el medio ambiente. Debemos buscar un cosmético que potencie las defensas naturales de la piel y que potencie la función barrera, que nos protegerá de las inclemencias medioambientales. No te olvides de los perjudicial del sol en tu piel.

Tanto si tienes problemas de alopecia como si no, os recomiendo que utilicéis productos anticaida, ya que en estos años se acentúa bastante este problema.

Por último, vigila esos pelos indiscretos que de repente aparecen en la nariz o las orejas. Una cosa es hacerse un poquito mayor y otra descuidar el aspecto.

En Mensencia | Afronta los treinta con frescura
En Mensencia | Cuidados básicos antes de los 30

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios