Sigue a

acne

Ay el acné, seguro que para más de uno el acné se convirtió en un recuerdo juvenil y para muchos otros puede ser un problema actual. Y es que todo el mundo conoce a alguien que le haya tocado pasar por ese trago de ver como su cara es lo más parecido a una paella valenciana.

Si tienes acné, debes andarte con mucho ojo y mucho cuidado a la hora de tratarlo. Un mal tratamiento y una mala eliminación de los granos puede acabar con tu cara llena de cicatrices. Para evitar desastres en tu cara vamos a darte una serie de consejos que te van a ayudar a conseguir un mejor aspecto y una piel más saludable.

acne

El acné afecta a las zonas de la piel que poseen un mayor número de glándulas sebáceas como son la cara y la espalda y se forma porque la piel genera más grasa de la que puede salir por el poro creando un tapón, que dependiendo del tamaño puede llegar a infectarse.

Los motivos de su aparición pueden ser varios. Desde el estrés, cambios hormonales, piel grasa indebidamente cuidada, etc.. Por si alguno tenía alguna duda, la masturbación no produce acné.

Lo primero que debemos tener en cuenta para que nuestra cara tenga un mejor aspecto es cuidar nuestra alimentación. No está demostrado al 100% que ingerir alimentos como los fritos o los chocolates estén relacionados directamente con la aparición del acné. No obstante, sí que está demostrado que una buena alimentación repercute en un mejor aspecto de la piel, así que mi primera recomendación si tienes acné es que elimines fritos y grasas de tu dieta y vayas introduciendo más fruta y verduras que poseen beta-carotenos y vitaminas esenciales para el buen estado de la piel.

Otro punto fundamental es la limpieza de la cara. Debes lavarte la cara dos veces al día con agua tibia y con un gel limpiador sin jabón. También debes lavarte la cara siempre que hagas ejercicio físico, ya que la transpiración en el rostro hace que la piel se vuelva más grasa. Para el gel limpiador existen varias marcas específicas para el acné: Clearasil, Clean & Clear, Cleanance de Avène, etc..

Ojo, debes de ser muy cuidadoso a la hora de lavarte la cara. Procura no ser muy enérgico cuando pases el gel sobre el rostro, es mejor hacerlo con movimientos lentos y en círculo. Cuidado también al secarte con la toalla, ya que puedes estimular demasiado la piel y hacer que ésta genere más grasa. Después te recomiendo usar un tónico facial exfoliante, específico para el acné, como el Acnopur de Biotherm.

acnopur
Otro gran problema para la gente que tiene acné es el momento del afeitado. Es recomendable afeitarse lo menos posible, una o dos veces por semana, tampoco hay que convertirse en el hombre de las nieves. Te recomiendo que para el afeitado utilices una espuma con antiséptico para evitar que se nos infecte algún grano, como la dermoespuma Medicis de Isdin, indicado para pieles acnéicas.

Otro punto importante es la extracción de los granos, pero mucho cuidado de cómo y quién te lo hace, ya que puedes quedarte con cicatrices de por vida y no queremos que el acné nos deje más recuerdos. Por ello te recomiendo que la limpieza y extracción de los granos te lo realice un especialista en cualquier centro de estética, ya que dependiendo del tipo de acné se puede proceder de una forma u otra.

Estos son los cuidados, pero aún queda un último apartado, los tratamientos.

Los más empleados son las cremas de tratamiento con peróxido de benzoilo, con retinol o con ácido salicílico. Aún así, antes de usar esos tratamientos te recomiendo que sea un dermatólogo el que una vez visto tu tipo de acné, te recomiende el tratamiento a realizar. Además algunos de esos productos requiere receta médica. Si lo que quieres es eliminar las marcas producidas por el acné también existen varios tratamientos, como el peeling, el láser o la microdermoabrasión, que consiste en “pulir” la parte superficial de la piel para eliminar restos del acné y cicatrices.

arcilla-verde

Si buscas algo más casero, económico y que te de buen resultado, te recomiendo que te apliques por todo el rostro una mascarilla de arcilla verde mezclada con unas gotas de aceite de arbol de té que posee unas grandes propiedades antisépticas y astringentes. Lo sé, puede que al principio te veas ridículo, pero su acción purificante te ayudará a tener un mejor aspecto en unas semanas y a bajar el nivel de grasa en tu rostro. La arcilla verde la encontrarás en cualquier herboristería y te recomiendo que la utilices de dos a tres veces por semana, durante 20 minutos. Luego la retiras con agua tibia.

Imágenes | Wikimedia Commons, Canwax

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios