Síguenos

sang.jpg

Cada vez más hombres nos preocupamos por la conservación de nuestro aspecto juvenil, estamos más enterados sobre cuidados y tenemos a nuestro alcance cosmética y tratamientos para mantener la piel radiante.

Si la cosmética sigue avanzando, será muchísimo más fácil esta tarea. Actualmente contamos con tratamientos como el botox, cirugías plásticas, tratamientos y cremas faciales cada vez más especializadas. Ahora, junto a ellos, el plasma rico en factores de crecimiento que se extrae de nuestra propia sangre.

Es el tratamiento estrella en estos momentos en Hollywood, ya que no deja ese aspecto artificial e inexpresivo de otros como el botox o rellenos, que sólo tratan las arrugas mientras dura su efecto, aparentando muñecos de cera en vez de personas. No queremos competir con Nicole Kidman.

sang2.jpgEl plasma es un tratamiento antiedad que consiste en extraer una cierta cantidad de sangre para luego obtener un producto con abundantes plaquetas. Éstas son las encargadas de reparar y regenerar los tejidos. Las inyecciones de plasma ayudan a activar y motivar las células y arenovarse, produciendo más colágeno, mejorando las arrugas, la calidad de la piel, tratando la flacidez y ganando tersura.

Se puede aplicar en cualquier zona de la cara, como en las arrugas de la frente (que en los hombres suelen ser las más prominentes), alrededor de los labios, en el cuello y en las manos. También se emplea para frenar la calvicie, infiltrando la sustancia directamente sobre el cuero cabelludo, protegiéndolo y alimentándolo, fortaleciéndolo y parando su caída.

Muchos tratamientos actúan y mejoran las capas más superficiales de la piel, pero no llegan hasta las más profundas, este tratamiento es directo, sin efectos secundarios y alergias ya que todo sale de nuestro cuerpo. Nada mejor que nuestra propia sangre para darle a la piel todo lo que necesita y en nuestra justa medida.

Fotos | El Universal, Laiveesvida

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios