Dormir bien mejora nuestro aspecto: claves y consejos saludables

Sigue a

pic-tiempo2.jpg

Descansar bien y mejorar la calidad de nuestro sueño puede y debe ser uno de los propósitos para este 2009. Y es que dormir bien es muestra de un aspecto saludable, las cremas y el ejercicio físico pueden ayudarnos a mejorar nuestro aspecto exterior, pero sin una buena ración de sueño diaria nada de esto será posible.

Somos muchos los hombres que sufrimos estrés, uno de los principales causantes de la mala calidad de nuestro sueño, estrés motivado basicamente por el ritmo de vida diario que llevamos, en el que las largas jornadas laborales, el escaso tiempo de descanso y las preocupaciones con las que cargamos día a día influyen a la hora de conciliar el sueño.

Por eso, en Mensencia queremos darte algunos consejos para maximizar los benefecios que nos reportan las ocho horas diarias y recomendables para dormir bien. Quizá, algunos necesitemos algo más que un simple cd de música relajante para cerrar los ojos, pero seguro que alguna de estas recomendaciones te ayudará a descansar mejor.

  • Lo más importante es evitar cenas copiosas, lo hemos oído cientos de veces pero seguro que muchos de nosotros continuamos haciendo caso omiso a esto, lo ideal es una cena ligera y a una hora prudente para que nos dé tiempo a hacer la digestión.

  • Intentemos dormir en la oscuridad más completa posible, la luz en los ojos afecta al ritmo circadiano de la hipófisis y la produccción de Melatonina y Serotonina, dos hormonas muy importantes durante el sueño. Si por la noche se necesita ir al baño, lo recomendable es utilizar la menor luz posible.

  • Si tienes los pies fríos, utiliza unos calcetines, ya que tienen la circulación más escasa debido a la posición en la que estamos, acostarse con los pies fríos puede producirnos un disconfort suficiente para que no podamos descansar bien, y cuando comencemos a conciliar el sueño ya será demasiado tarde.

  • Evita picar cosas dulces antes de dormir, esto evitará tu glucemia y dificultará nuestra capacidad para dormir. Cuando la glucemia, en mitad de la noche, comience a bajar, podemos tener una hipoglucemia y eso hará tener que despertarnos.

  • Acuéstate tan pronto como sea posible. Ya que nuestros sistemas hormonales se recargan entre las 23 y la 1 hora solar, meterse en cama a una hora prudente mejorará la calidad del sueño.

  • Es recomendable no dormir con campos electromagnéticos cerca de la cabeza, tales como cargadores de móviles, relojes despertadores o luces alógenas, todo este tipo de cosas pueden afectar determinadas secreciones hormonales causantes del sueño.

  • Tomar un baño o una ducha caliente elevará nuestra temperatura corporal, posteriormente caerá y nos facilitará la dormida. La temperatura de nuestro cuerpo baja unos grados al comenzar a dormir

  • Evita a toda costa consumir alcohol antes de irse a la cama, aunque el alcohol para que induce a la somnnolencia, el efecto es efímero y las personas se despertarán a menudo varias horas después, incapaces de seguir durmiendo. El alcohol también impide las fases profundas de sueño, donde realmente el cuerpo se prepara para estar ok al día siguiente

  • Un último consejo que os damos desde Mensencia es que intentéis hacer un mínimo de ejercicio físico como pasear diez minutos por el pasillo o hacer unos breves estiramientos, pero ojo, esto debe hacerse con una antelación mínima de 30 minutos antes de meternos en cama

Foto | Willyfloggy Blogia

Vía | Institut Ferran

En Vitónica | Domir bien mejora el rendimiento deportivo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios