Sigue a

Runner

La resistencia es una de las cualidades físicas básicas para mejorar el estado de forma de una persona y por lo tanto para ponerse en forma. La clave de la resistencia es que si la mejoramos podremos prolongar el esfuerzo físico en el tiempo e intensidad.

Podríamos hablar de diferentes factores que tienen lugar en la mejora de la resistencia pero el principal es la capacidad que tenemos de aprovechar el oxígeno que respiramos. De ahí que los deportes por lo general se engloben en tres tipos de esfuerzos: el aeróbio y el anaeróbico existiendo el intermedio también el aeróbico-anaeróbico.

Tipos de resistencia

Como comentábamos el nivel de deuda de oxigeno marcará el tipo de resistencia que estamos realizando. Asé que por un lado tendremos la resistencia aeróbica y por otro la resistencia anaeróbica.

  • La resistencia aeróbica viene marcada por un esfuerzo leve que nos lleva a consumir menos oxígeno del que somos capaces de adquirir. Este tipo de resistencia nos viene bien para mejorar el consumo de oxígeno ya que mejoramos el sistema circulatorio con un aumento del volumen cardíaco. Es decir, nuestros sistema sanguíneo se vuelve más fuerte, es capaz de transportar más oxigeno por lo que la deuda final será menor.
  • La resistencia anaeróbica por el contrario emplea un esfuerzo de intensidad alta. Es decir el organismo nos va a pedir más oxígeno del que somos capaces de aportarle. Aquí tenemos deportes dónde se hace un esfuerzo intenso en poco tiempo.

Beneficios de entrenar la resistencia para ponerse en forma

Trail running

Algunos de los beneficios de entrenar la resistencia ya los he mencionado, pero hay más. Lo importante que tenemos que tener en cuenta es que sis resistencia difícilmente podremos mejorar nuestro estado de forma ya que entrenándola realizamos una serie de cambios en nuestro organismo muy importantes.

Lo mejor es realizar entrenamientos con la supervisión de profesionales ya que ellos nos podrán indicar que tipo de entrenamiento ejercitar para compensar la parte aeróbica con la anaeróbica. Esto se debe a que por ejemplo con un entrenamiento solo aeróbico tendremos un corazón capaz de bombera más sangre pero con las paredes delgadas. Si le metemos entrenamiento anaeróbico tendremos un corazón fuerte, muscularmente hablando, además de grande y que es capaz de bombear grandes cantidades de sangre.

En general se puede hablar de los siguientes beneficios, siempre que entrenemos todos los aspectos de la resistencia:

  • Aumento del volumen cardíaco.
  • Fortaleces y engrosar las paredes del corazón.
  • Disminuir la frecuencia cardíaca, es decir el corazón con más esfuerzo cada vez es capaz de trabajar menos para bombear más sangre.
  • Hay un mayor intercambio de oxígeno en los capilares de los vasos sanguíneos.
  • Activa el metabolismo.
  • Fortalece el sistema muscular.
  • Activa el funcionamiento de los órganos (hígados, riñones, etc) para eliminar sustancias de desecho.

Conclusiones

Ponerse en forma es lo mejor que hay. Al final te puedes volver un adicto a eso de sudar pero en poco tiempo sentirás como tu organismo te lo pide todos los días. Es una sensación genial. Solo hay que calzarse las zapatillas y salir a correr (como siempre sabiendo lo que se hace, consultar con profesionales y médicos primero).

En un próximo post veremos de qué forma podemos medir nuestra resistencia y sobre todo qué tipo de ejercicios nos vienen bien para desarrollarlos.

Fotos | Julia Baykova | Roberto Berlim
En Mensencia | Mayo es el mejor mes para comenzar a estar en forma
En Vitónica | Entrenar la resistencia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios