Compartir
Publicidad

Mayo es el mejor mes para comenzar a estar en forma

Mayo es el mejor mes para comenzar a estar en forma
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca el verano y ya todos nos preocupamos por cómo estaremos para el momento en el que tengamos que lucir palmito en las playas del mundo. La primera vez que nos quitemos la camisa este verano tendremos la piel blanca y en nuestro cuerpo se notarán los excesos acumulados de todo el año, pero que nadie se asuste porque aún estamos a tiempo de remediarlo.

Mayo es el mes perfecto para comenzar el camino hacia el gimnasio y lo pretendemos demostrar con este post. Seguro que más de uno consigue reunir cuando termine de leer esta entrada un buen puñado de razones por las que comenzar a esculpir su figura. ¿Por qué mayo y (no otro mes) es el idóneo para empezar nuestra maratón en el gimnasio? Veamos pues algunos consejos para que así lo creas.

1. Clima. En mayo las temperaturas comienzan a subir escandalosamente. El abrigo empieza a quedarse en casa y la camiseta de manga corta va ocupando su lugar. En invierno es totalmente comprensible que por el frío y la lluvia decidamos coger el coche o el transporte público para dirigirnos a nuestros destinos laborales y académicos, pero en mayo esa excusa ya no sirve. Con los termómetros marcando más de 20 grados y un sol radiante, espero que a pocos se les ocurra sacar el coche de casa. Aprovecha la oportunidad que te da el sol para llegar al trabajo andando y te alegrarás.

2. Comida. Por el mismo motivo que el punto anterior, en mayo parece que desaparecen las ganas de esas comidas calientes e hipercalóricas con las que nos quitamos el frío en invierno (léase cocidos, estofados y compañía). En mayo el hambre se evapora un poco (al menos a mí se me quita el apetito cuando pasamos de según qué temperatura) y apetecen otros platos mucho más ligeros y frescos, como las ensaladas o la pasta. Aprovecha también esta oportunidad que te brinda mayo para reducir las calorías diarias.

3. Motivación. En mayo todavía pocas personas se dan cuenta de que el verano está a la vuelta de la esquina y no se deciden a pisar el gimnasio. Usa eso a tu favor y aprovecha que los gimnasios están vacíos para sacarle todo su partido. También puedes optar por ser egoísta y pensar ‘soy el único que está aprovechando mayo para fortalecerme, mientras todos se sientan en el sofá. Seré la envidia del verano’. Siéntete motivado cuando veas que a mediados de junio la gente quiere adelgazar todo lo que tu ya llevas desde mayo.

4. Sólo o en compañía. Analiza tu personalidad y piensa cómo crees que te sentirás más obligado a acudir a tu cita con el gimnasio. Si crees que yendo con tu mejor amigo, tu hermana o el vecino de abajo te sentirás forzado a hacer ejercicio cada día, no pierdas la oportunidad y aprovéchalo. En cuanto te venga un momento de lucidez, háblalo con esa persona y ya estarás atado al buen camino. Si por el contrario, crees que lo que de verdad te motivaría sería llevar en secreto que estás esculpiendo tu cuerpo, aprovéchalo por igual y ten en mente las caras que se les quedará a la gente cuando vean los resultados de tus semanas de gimnasio.

5. Días más largos. Es increíble cómo se añaden minutos de sol cada día al reloj. En invierno parece que faltan horas para hacer todo lo que tenemos pensado, pero en mayo la cosa cambia y, al tener más horas de luz, parece que los días duran más y podemos organizarnos mejor para hacer todo lo que queramos. Esto nos viene que ni pintado para ir a correr al parque antes de cenar, acudir al gimnasio o dar un paseo cuando ya hayamos hecho todas nuestras faenas. A partir de mayo es más fácil organizarse.

6. Trucos. Échale un vistazo a tus fotos del verano pasado, sobre todos esas en las que ves lo perfecto que estarías con un poco más de músculo. Motívate viendo tu piel morena y sabiendo que tienes en tu poder la oportunidad de lucir bronceado en un cuerpo más definido. Llena tu reproductor de música alegre y movida, con la que puedas seguir un ritmo veloz por la calle o correr motivado por el parque.

7. Dietas en compañía. Las madres, esposas y amigas son sabias y si vives con alguna de estas tres categorías de chicas verás que en mayo ya comienzan a hacer dieta. Aprovecha eso y come lo mismo que ella, o adáptalo a ti si crees que no se ajusta a tus posibilidades.

mayo.jpg

El único que puedes sacar provecho de estos trucos eres tú, así que espero haberte conseguido motivar. Dentro de pocos días entramos en mayo, así que ya sabes: no dejes pasar la oportunidad de comenzar la carrera hacia el verano.

En Mensencia | Especial Ponte en Forma para el verano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos