Sigue a Trendencias Hombre

Master class de esgrima

La esgrima es una modalidad deportiva que desde hace tiempo me llama la atención. Sin duda alguna, se trata de uno de los deportes más elegantes que existen. Pues bien, el pasado jueves tuve el honor de asistir a una master class de esgrima en un evento organizado para blogueros con motivo de la presentación del blog 1001 Experiencias, que L’Oréal Men Expert ha puesto en marcha.

El caso es que los asistentes tuvimos el honor de recibir unas lecciones básicas de esgrima por parte de varios miembros del equipo nacional. Yo que creía que esto consistía en desenfundar el sable (porque fue con sable) y ponerte a pinchar a tu contrincante hasta que te suplicara clemencia y resulta que no… ¡Que tiene normas! (nótese la ironía).

Empezamos, como no podía ser de otra forma, colocándonos la equipación, que incluye un traje (en este caso solo la chaquetilla del mismo), un guante para la mano armada y una rejilla para la cabeza.

Como os decía antes, la modalidad que nos enseñaron fue la de sable, que se diferencia del resto de armas en que tiene un protector en forma de cuenco, que se curva bajo la mano. Por supuesto, nos enseñaron las nociones básicas y la esgrima tiene una complejidad mayor. Así que me limitaré a estas pautas iniciales. En primer lugar tuvimos que adoptar la pose de guardia, desde la que se empiezan los ataques, consistente en tener ambas piernas un poco flexionadas, con la derecha adelantada. En cuanto a los desplazamientos, son dos: hacia el frente, que se denomina “marchar”, y hacia atrás, llamado “romper”.

Una vez que tuvimos esto más o menos claro, el siguiente paso fue conocer los movimientos de ataque y defensa. Hay tres toques con los que se puntúa: en la cabeza, en el brazo derecho y en el brazo izquierdo, y hay que dar con la hoja del sable, no con la punta.

Master class de esgrima

Aprendidas estas nociones iniciales, nos fuimos debatiendo en duelo por parejas. Realmente es un deporte en el que realizas un gran ejercicio aeróbico y trabajas todo el cuerpo, aunque yo lo noté sobre todo en las piernas, donde necesitas una gran resistencia para mantener la postura. Asimismo, la concentración es fundamental, desarrollando una gran agilidad mental para bloquear los ataques del contrario y, al mismo tiempo, devolver con un nuevo ataque. Resumiendo: acabé exhausto y eso que practico deporte habitualmente desde hace años.

Como anécdota, en mi duelo me toco enfrentarme con Natxo Sobrado, ex editor de Trendencias Hombre y actual coordinador de Trendencias. En ese momento, sentí la responsabilidad de defender el buen honor de todos mis compañeros y todos los que nos leéis cada día, y en un acto de valentía sin precedentes, vencí a mi competidor, y sin embargo amigo, dejando a Trendencias Hombre en todo lo alto.

O lo que es lo mismo, que le gané por la mínima y sin mérito alguno, porque para qué nos vamos a engañar, éramos como dos patos mareados dándonos espadazos sin sentido. Pero oye, nuestro buen rato pasamos.

Master class de esgrima

Tras los combates individuales, los que de verdad sabían nos hicieron una magnífica demostración de lo que es un duelo de esgrima en condiciones, con su táctica, sus puntos y su complejidad real.

Personalmente, fue una experiencia inolvidable y no descarto apuntarme a clases en algún futuro no muy lejano. ¿Alguno de vosotros practica esgrima habitualmente o lo ha hecho en alguna ocasión? ¿Os llama la atención?

Sitio oficial | 1001 Experiencias
En Trendencias Hombre | La esgrima, ponte en forma como un caballero

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios