Sigue a Trendencias Hombre

3220700840_a715d771eb_z.jpg

La depilación masculina hace tiempo que dejó de ser un tema tabú para muchos hombres y hoy en día se ha convertido en un ritual más de belleza para muchos de nosotros.

Dentro de la depilación los tratamientos basados en láser y luz pulsada son de los más demandados y aparentemente los más efectivos, además de ser una buena opción para todos aquellos que busquen despedirse definitivamente de los incómodos tirones de la cera.

Pecho, cuello, espalda, la barba y el abdomen son sin duda las zonas más demandadas dentro de los hombres, pero aún así este tipo de tratamientos todavía genera muchas dudas y controversia que esperamos poder resolver en este post.

¿Depilación láser o IPL?

En primer lugar haremos un breve inciso comentando las distintas posibilidades que podemos encontrar a la hora de elegir tratamiento donde destacan principalmente dos opciones: el tratamiento IPL (luz pulsada) y por otro lado el tratamiento láser. Hay que recordar que aunque en muchas ocasiones por error o desconocimiento se denomine tratamiento láser a la luz pulsada IPL, el sistema de funcionamiento es completamente distinto.

En el caso de los tratamientos de IPL o de luz pulsada, el funcionamiento se basa en la aplicación de una luz de carácter policromático (de varios colores) que se mueve en todas las direcciones con distintas longitudes de onda por lo que un mismo aparato puede valer para tratar distintos tipos de vello, aunque es más efectiva cuando se trata vello muy oscuro y grueso en pieles muy claras, bajando mucho su efectividad en cualquier otro tipo de caso.

A favor tiene que es un tratamiento bastante rápido ya que cubre una amplia superficie por disparo, mientras que tiene en contra el elevado número de sesiones que se suele necesitar en hombres ya que la lámpara del equipo suele ir perdiendo efectividad a medida que aumentan los usos.

3192721700_f202da780f.jpg

Por su parte el tratamiento láser funciona aplicando un haz de luz continuo y puntual que al igual que el IPL actúa sobre la raíz del pelo calentándola hasta que ésta se destruye.

Dependiendo del tipo de vello, grosor, fase de crecimiento, y también del tipo de piel puede aplicarse un tipo de láser u otro, desde el láser Alejandrita que es ideal para pieles blancas y vellos poco pigmentados, el ND-YAG que actúa sobre la hemoglobina, o el láser Soprano que es más efectivo en pieles pigmentadas aunque también necesitará un mayor número de sesiones y por tanto el tratamiento nos saldría por un precio más elevado.

A tener en cuenta

Los hombres necesitamos más sesiones que una mujer a la hora de erradicar por completo el vello, de hecho en la mayoría de los casos puede ser imposible evitar que desaparezca por completo y existen altas probabilidades de que vuelva a aparecer, eso sí, en menor cantidad y densidad.

La edad es un factor a tener en cuenta. Si eres muy joven corres mucho más riesgo de que el vello vuelva a aparecer por una cuestión hormonal además de que el cuerpo masculino puede generar nuevo vello hasta los 40 años y en zonas como la espalda incluso hasta los 50.

Es importante ponerte en manos de un especialista que te asesore correctamente y estudiando tu tipo de piel y de vello sepa qué tipo de tratamiento es el mejor a utilizar y si tu tipo de piel es apta para observar resultados.

Imágenes | Joel Bedford, Suhel Sheik
En Mensencia | Depilación láser para la barba en la zona del cuello. La experiencia de un lector de Mensencia
En Mensencia | ¿Qué pinza de depilar me compro?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios