Sigue a Trendencias Hombre

guantes de piel massimo dutti


Una de las prendas imprescindibles del invierno son, sin duda, los guantes. Junto con los consejos que nos dio Cristina para mantener cuidadas nuestras manos, que con el frío se deterioran bastante y luego salen grietas o incluso pequeñas dermatitis, lo mejor es prevenir.

Cubrir nuestras manos cuando salimos a la calle es una manera sencilla pero eficaz de ahorrarnos todas las molestias del frío, sobre todo en aquellas ciudades donde incluso nieva. Pero no hay que olvidar cuidarlos.

Antiguamente se decía que a una dama se la reconocía por las manos. Añado yo, que a un caballero, por los guantes.

Muchas veces utilizamos los mismos guantes hasta que se rompen, hasta que las yemas de los dedos se agujerean. Sin embargo, el efecto que eso produce es terrible. No importa que el resto de nuestra ropa sea estupenda, con unos guantes rotos o gastados, o peor aún, con pelotillas, todo el esfuerzo se viene abajo.

El estilo, se desvanece.

A no ser que seamos fans del estilo grunge-mendigo, iremos a la tienda a por un par de guantes. Es recomendable tener en el cajón varios pares, sobre todo porque nuestras prendas no son siempre del mismo color: tendremos que combinarlos.

Lo mejor es tener tres pares básicos: marrón, negro y azul marino. Con esos más o menos podremos arreglárnoslas, aunque tener también unos grises no nos hará daño. Ojo: blancos no, por dios, son muy sucios y no quedan especialmente bien (hacen los dedos más gruesos).

guantes de lana anónimos

En cuanto a los materiales, los de lana están geniales, son baratos y fáciles de encontrar. Eso sí, no hay que olvidar pasar el quitapelotillas de vez en cuando. Estos los combinaremos con el jersey o la camisa. No es bueno que sea del mismo color de la chaqueta, aunque sí del de la camisa. Del mismo color del jersey, nunca jamás (se admite de la misma familia, por ejemplo gris oscuro-gris claro).

Los de piel, son un clásico. Pero son más caros. Bastante. Sin embargo, duran mucho más tiempo y dan más juego al combinar: unos buenos guantes de piel negros o marrones oscuros podremos ponérnoslos con casi todo. En realidad, con todo.

Imagen | Massimo Dutti

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios