Sigue a

pretty woman

Pocas películas representan tan bien el espíritu de una época como Pretty woman. A pesar de que hace más de veinte años desde que se estrenara en los cines, su recuerdo sigue tan vivo hoy en día que creo que se pueden contar con los dedos de una mano las personas que no hayan visto este clásico entre los clásicos. Hoy, aprovechando que el domingo volvieron a echar la película en televisión, queremos rendir un justo homenaje al filme y analizar a través de sus secuencias y fotogramas el estilo de los años 90. Es una delicia haber escrito este post como amante de la moda y del cine que soy.

Antes de nada, por favor, acomodaos en vuestros asientos, preparad palomitas si no estáis a dieta y poneros la banda sonora a todo volumen mientras leéis lo que os tenemos que contar. ¡Comenzamos!

El nacimiento de un clásico

Corría el año 1990. La sociedad comenzaba a cambiar a un ritmo vertiginoso y Pretty woman llegó en el momento adecuado, representando el sueño consumista que medio mundo tenía entonces y dando un nuevo giro al cine romántico. La historia de una prostituta que conoce a un galán que la transforma en una dama, un argumento entonces muy llamativo y que sentaría las bases para muchísimas películas posteriores que seguirían este patrón argumental. Con este tráiler se presentaba al público el que sería hasta la actualidad un fenómeno de masas.

Hoy en día sigue siendo un clásico porque todos queremos, de alguna manera o de otra, ser ese galán con personalidad capaz de dar la felicidad a su chica gracias a su poder. La elegancia y el estilo de Richard Gere en Pretty woman serán nuestra inspiración de hoy.

Moda que pasó versus moda que vuelve

La moda es cíclica (esto es tan novedoso que os lo diga como que la Navidad es en diciembre), pero analizando el vestuario de Pretty woman nos damos cuenta de cuán lento evoluciona el estilo masculino. Mientras que prácticamente todos los vestidos femeninos que aparecen en la película han terminado volviendo en esta y pasadas temporadas, los trajes de Richard Gere no tienen ninguna prisa por volver. Es decir, la moda femenina ha evolucionado todo lo que tenía que evolucionar desde los 90 y ha vuelto al punto de partida con ligeras modificaciones, pero la masculina sigue en su etapa de evolución y quién sabe si estos trajes de chaqueta vuelvan a nosotros en 2040.

pretty woman

Este fotograma resume a la perfección lo que os digo: el vestido de Julia Roberts lo podemos encontrar hoy en día seguro muy parecido en cualquier tienda low-cost, pero ¿qué hombre se atreve con ese traje ancho y lánguido?

Centrémonos en los trajes

Si hay algo maravilloso para nosotros los hombres, es fijarnos en los trajes de chaqueta que luce Richard Gere en la película.

pretty woman

Acabábamos de dejar atrás una época muy oscura en lo que a moda se refiere. Viendo el fotograma que precede a estas líneas, algunos me entenderéis: ¡por fin dejábamos atrás los calcetines blancos! Después de varios años combinando el traje de chaqueta con calcetines blancos, en los 90 comenzábamos a dejar los psicotropos y a ponernos calcetines más discretos.

Lo que no nos quitábamos ni con agua hirviendo eran las solapas anchísimas de las chaquetas con el siempre bienvenido pañuelo blanco en la solapa. En los 80, el pañuelo se llevaba a juego con los calcetines y, dado que estos últimos casi siempre eran blancos, el pañuelo también lo era. En los 90 nos desprendimos de los calcetines blancos pero aún conservábamos cierto resquicio de esta tendencia manteniendo el detalle de la solapa.

pretty woman

Los que no han cambiando nada desde los 90 han sido los chalecos, que se mantienen entre las prendas más fieles de cualquier hombre, imperturbables al paso del tiempo.

pretty woman
pretty woman

Si hay una escena mítica en Pretty woman (una de muchas, porque Pretty woman es una sucesión de escenas míticas), esa es cuando Richard Gere decide llevar a su acompañante a la ópera. Después de hacerle entrega de un valioso collar, ambos se dirigen vestidos de gala a la representación. Julia Roberts llevaba un vestido de ensueño que le quitó el hipo a más de uno y Richard Gere un estupendo traje negro con pajarita, camisa impoluta, gemelos y un estilo imparable. Pocas cosas han cambiado en este tipo de trajes, y no porque hayan vuelto a ponerse de moda, sino porque se han mantenido casi sin modificaciones desde los años 90. Qué rabia da ver lo poco que evoluciona la estética masculina a lo largo de los años.

pretty woman
pretty woman
pretty woman
pretty woman

Sin duda, esta es una de las escenas más divertidas de la película:

Aunque todo no iban a ser malas palabras para el armario masculino. También es cierto que en la película encontramos un tipo de chaqueta que, aunque no ha estado nunca del todo pasada de moda, sí que tuvo un ocaso bastante pronunciado en torno al año 2000. Me refiero a la chaqueta de doble botonadura. Hoy en día, casi todos tenemos este tipo de chaqueta que en los 90 Richard Gere paseaba con soltura por Pretty woman.

pretty woman

El peinado de Richard Gere

Puede que en muchas escenas Richard Gere no parezca sacado de los 90 y dé el pego con sus trajes de chaqueta en pleno 2013. Es lo que tiene la moda masculina, que es muy estática. Sin embargo, hay algo que siempre nos recuerda el año en el que se hizo Pretty woman, por mucho que el corte del traje sea superponible al de hoy en día: el peinado.

pretty woman

Es algo parecido al actual tupé, por lo que podríamos caer en el error de que los peinados tampoco cambian demasiado con el paso del tiempo, pero no es así. El pelo de Richard Gere delata que pertenece a los 90 y puede que sea por las líneas redondeadas y la homogeneidad de toda la cabellera del actor. Un galán equivalente al papel de Richard Gere en Pretty woman en el año 2013 llevaría el pelo más engominado o con un efecto más desaliñado, pero no con esa homogeneidad tan regular a pesar de no llevar, aparentemente, ningún producto. Seguro que nadie lo llama así, pero yo a este tipo de peinado lo catalogo de “pelo casco”, porque parece que está colocado sobre la cabeza de tan perfecto que es.

Que no vuelvan las corbatas

Por favor, es lo único que le pido a la moda masculina. Las corbatas excesivamente anchas, de formas psicodélicas y con colores de aspecto desteñido que tanto se llevaron en los 90 y que supusieron la única herencia trágica de los 80 se deben quedar en los álbumes familiares.

pretty woman

¿No te parece horrible este tipo de corbata? Por si no lo recordáis, la corbata que lleva Richard Gere en esta escena fue la que Julia Roberts le “pidió prestada” a uno de los dependientes de la tienda en la que la joven cambió de vestuario. Por si os apetece recordar la que sin lugar a dudas es la escena más mítica de Pretty woman y, probablemente, uno de los iconos audiovisuales de los 90, aquí la tenéis:

¿Qué te ha parecido el repaso que hemos hecho de los 90 gracias a Pretty woman? ¡Estamos deseando escuchar vuestras opiniones!

En Trendencias Hombre | Onitsuka Tiger celebra con un nuevo modelo el 10 aniversario de Kill Bill

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios