Compartir
Publicidad

La industria de la moda española: ¿La cultura del quiero y no puedo?

La industria de la moda española: ¿La cultura del quiero y no puedo?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


En España siempre hemos presumido de tener talento, de que nos sobran ganas y de que somos perfectos para todo el trabajo creativo. A veces nos creemos el ombligo del mundo, quizás pecando de confiados y otras muchas cometemos el error de tirar por tierra todo trabajo que emane en nuestro país para ensalzar y sobrevalorar opciones extranjeras.

Dejo atrás aquel poema de Machado en el que nos retrataba como esa España de charanga y pandereta, el hombre estaba en todo lo cierto, para adoptar una evolución de dicha frase y convertirla en la España del quiero y no puedo. Porque veréis, las intenciones están muy bien, las ilusiones, los bocetos y los proyectos en borradores son un buen punto de partida pero ¿Lograremos pasar de ahí?

A la moda española le queda mucho camino por recorrer y no lo digo yo, lo dicen las ventas, las apariciones en revistas, el número de diseñadores españoles conocidos internacionalmente y lo más importante, el número de diseñadores tomados en serio. ¿Qué estamos haciendo mal? ¿A quién debemos mirar? ¿Cuál es la solución a esta cultura del quiero y no puedo?

La cultura de las subvenciones


Producción textil

Está muy bien que la televisión diga que en tiempos de crisis las mujeres deben usar labios rojos y los hombres tenemos que volver a la esencia de elegancia y masculinidad pero eso no es más que atrezzo absurdo para rellenar telediarios. En tiempos de crisis hay que ser competitivos, proponer modelos sólidos e ir “cocinando” una industria que saque a flote a la moda española.

El pasado septiembre, nuestra compañera de Trendencias “Di Por Dior” escribió un post sobre el diseño subvencionado donde se reflejaba, teniendo como fuente la lista oficial del BOE, cómo empresas de moda españolas recibían subvenciones del estado para proyectos que reforzaran su actividad profesional . Dos de las empresas citadas en dicho artículo quisieron aclarar el carácter y finalidad de este dinero a través de un comunicado.

En absoluto estoy en contra de las subvenciones, puesto que las considero necesarias para todo desarrollo social o económico, y más tratándose de trabajos creativos que requieren una gran inversión. Pero claro, estoy de acuerdo siempre y cuando las subvenciones estén apoyadas y justificadas y no se repartan a dedo a gente que no sepa aprovecharlas. Una industria no puede depender meramente de las ayudas sino que deben ser un impulso.

Modelos españoles que sí funcionan


Amancio Ortega
Amancio Ortega, fundador de Inditex

Si pensamos en un modelo empresarial asociado a la moda que sea un rotundo éxito tenemos que hablar sin duda del gigante grupo Inditex. En un documental llamado Planeta Zara pudimos comprobar los entresijos de esta fórmula de éxito que ha llevado a lo más alto al grupo que hasta hace poco estaba liderado por el gran Amancio Ortega, considerado según la lista Forbes uno de los cinco hombres más ricos del planeta. En este sentido, podríamos también hablar de Mango.

Pero la industria no solo vive de las gigantescas producciones mundiales que llegan a ocupar hasta once campos de fútbol como en el caso Inditex. La moda española también tiene que sentirse orgullosa de diseñadores jóvenes que consiguen hacerse un hueco en el panorama nacional y que con esfuerzo logran posicionar su marca de una manera muy acertada. La diseñadora Maya Hansen basa su producción en un modelo “on demand”, es decir, trabajan bajo pedido debido a los altos costes de los tejidos y materiales. Quizás el éxito se deba a que ha logrado cubrir un hueco muy concreto que en España no estaba cubierto, el mundo de los “corsé”.

Ella, una de las últimas “fijas” en colocarse en cibeles ha conseguido imponerse a modelos ya consagrados y es una de las cabezas más visibles, frescas y con futuro de la semana de la moda madrileña. En el terreno masculino, Etxeberría, perteneciente también a esa cantera del Ego, está logrando proyectar su marca de una forma muy interesante.

¿Cuál es la solución?


Marina Perez

Nunca he creído que la culpa sea exclusivamente de los diseñadores y de su falta de carácter empresarial, y en algunos casos, de ambición. La moda engloba a muchos sectores muy dispares entre sí y creo que la buena relación de todos estos campos hacen florecer una buena situación general. Desde la figura del diseñador al personal del taller, pasando por los Periodistas, modelos, publicistas, distribuidores… deben colaborar en que toda esta cultura del “quiero y no puedo” se convierta poco a poco en mucho más que una realidad.

Porque yo sí creo que en España hay talento, pero hay que despertarlo a base de números y acciones. ¿Tú qué crees? ¿Podemos llegar a ser competitivos?

Imagen | Inditex, Escaparatemoda
En Trendencias Hombre | Los hombres dominaremos el mundo (de la moda)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos