Síguenos

galliano

Es uno de lo momentos más amargos para el diseñador gibraltareño, y es que en las últimas semanas todo se ha vuelto negro en la vida John Galliano, seguramente sus inapropiadas acusaciones e insultos antisemitas sean las palabras por las que más se arrepentirá el resto de su vida.

Después de su inminente despido de la maison Dior, tras más de una década de trabajo y entrega a la casa en casi todas sus líneas, incluido el Haute Couture, el diseñador ha vuelto a ser despedido esta vez de la marca que lleva su propio nombre.

John Galliano como marca propia forma parte del grupo LVMH al que pertenecen el 91% de las acciones, el mismo holding dueño de Dior, por lo que este segundo despido era un hecho más que predecible. John Galliano ha pasado a la lista de diseñadores a los que de un modo u otro les han arrebatado su propio nombre como marca, y además en su caso ha pasado a engrosar las listas del paro.


Jhon  gallianoJohn Galliano Primavera-Verano 2011

A todo esto hay sumarle el contencioso al que se enfrentará el modisto el próximo mes de Junio, del que si sale declarado culpable podría hacer frente a una condena de hasta seis meses de prisión, además del juicio popular y el rechazo de algunas celebrities, como Natalie Portman (asidua de la casa Dior) a lucir diseños firmados por él.

El propio Galliano desde siempre se ha considerado como un famoso más del star system y el rechazo de sus propios partenaires es algo que le está afectando y mucho, está siendo tal la transcendencia de los hechos que se rumorea que su amiga íntima Kate Moss, quien supuestamente iba a casarse con uno de sus diseños ha cambiado de parecer al ver la gravedad del asunto, aunque como digo, esto último son rumores sin confirmar.

jhon galliano

Parece que varias empresas italianas están interesadas en la compra de la firma, algo que seguramente no suceda ya que el label John Galliano genera muchos beneficios para el grupo LVMH y no se desprenderán tan fácilmente de tan sonado nombre, aunque en la actualidad tenga tantas connotaciones negativas, la pela es la pela.

De todas sus excentricidades seguramente esta sea por la que más alto precio tenga que pagar John Galliano, que en estos momentos se encuentra ingresado en una clínica de rehabilación para curarse de sus adicciones, esperamos que se recupere pronto, y que en algún momento vuelva al trabajo, ya que a pesar de todo nadie le podrá quitar su talento y creatividad.

En Mensencia | John Galliano: crónica de un despido anunciado

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios