El otro lado de la crisis: Los sastres británicos venden un 10% más mientras que H&M y Zara ganan cada vez menos

Síguenos

3223181642_89033c409f_z.jpg

Estamos en época de balances para los imperios textiles, momento en el que todos ganan, como si de un debate politico se tratase, lo que refleja que en época de crisis se sigue invirtiendo en moda.

A pesar de ello la tendencia que se viene observando en los últimos meses es que los grandes retailers ganan cada vez menos, aunque eso sí, siguen ganando.

Dos grandes empresas como la sueca H&M y la española Inditex coinciden en mostrar en sus resultados una reducción de su volumen de ventas en el último tramo estival, un 7% menos en septiembre en lo que respecta a H&M mientras que Inditex ha presentado en sus últimos datos una reducción de ventas del 4% respecto a los dos últimos meses, que en términos económicos es hablar de muchos milones de euros.

5018421313_ff04ee8340_z.jpg

Hay quien lo achaca a la situación mundial , la crisis que afecta a más de medio mundo y también por qué no, al retraso con que el otoño está llegando lo que provoca que apenas se esté vendiendo ropa de abrigo respecto a lo que es habitual por estas fechas.

En el otro lado de la balanza tenemos a un caso completamente opuesto y probablemente nada comparable a los dos monstruos textiles de los que os hemos hablado anteriormente, se trata de la sastrería británica que juega en otra liga.

Exclusividad, artesanía y estilo puramente inglés es lo que podremos encontrar en las exclusivas bespoke londinenses que están teniendo un incremento de ventas muy notorio y espectacular, en concreto de un 10% en el último año, más sorprendente aún si tenemos en cuenta el reducido espectro de mercado que en un princpio poseen.

Cada vez más personas ven en estos trajes una auténtica inversión que suele oscilar entre los 3000 y los 15000 euros, sobre todo ahora que la sastrería tradicional inglesa se está volviendo a poner de moda adaptando los cortes tradicionales a los tiempos más actuales.

2814627290_7f88f90204_z.jpg

El incremento de ventas proviene principalmente de Suiza, Japón o China, que aprovechan la eventual devaluación de la Libra para hacerse con este tipo de joyas textiles, además de que el espectro de clientes potenciales se abre a un público cada vez más joven ya que muchos hombres de entre 35 y 40 años comienzan a invertir en este tipo de trajes, algo impensable hace unos años.

De hecho estas tiendas que hace no mucho estaban condenadas a su desaparición ven ahora como se ven obligadas a contratar a más sastres y aprendices en lo que se viene convirtiendo paradójicamente, en una profesión con aparente futuro.

Como veis dos modelos de negocio totalmente opuestos que nos permiten ver como en tiempos de crisis, hay que prefiere invertir por lo tradicional, aunque visto de otra forma podríamos decir que los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres.

Vía | El País | ABC
Imágenes | Berto Garcia, Conorwithonen, Mike Fleming
En Trendencias Hombre | Así son 24 horas en el imperio Zara (infografía)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios