Sigue a

chino_final_21.jpg

Hace menos de un mes veíamos en un post cómo planchar una camisa en cómodos y sencillos pasos. Espero que os haya servido de ayuda y ya seáis unos expertos de la plancha. Si no es así me conformo con que os haya valido para salir de un pequeño apuro o simplemente que ya sepáis un método rápido y claro para que vuestras camisas luzcan impecables.

En esta ocasión le toca el turno a los pantalones. He creído oportuno mostraros paso a paso cómo conseguir un planchado perfecto en vuestros chinos. Todo este tutorial es aplicable a vaqueros y otros pantalones que no precisen llevar la raya marcada. Los pantalones de semi vestir, los chinos con o sin pinzas o un pantalón de traje necesitan de un cuidado especial.

Su aspecto al ponerlos ha de ser como si terminasen de salir de la tintorería, no llega con que la raya esté marcada a medias, o que la parte del trasero esté arrugada. Con estos pasos que os voy a indicar lo conseguiréis, sólo es cuestión de paciencia y un poco de práctica para conseguirlo. Espero que os guste y os pueda servir de ayuda. Comenzamos.

Lo primero de todo y como siempre es hacerse con una buena tabla de planchar, os recomiendo una alta para no romperos la espalda y como no una plancha que nos eche mucho vapor. Ha de estar perfectamente limpia o de lo contrario corremos el riesgo de que nos chafe los pantalones con una mancha. Dicho esto, enchufaremos la plancha y regularemos la rueda de la temperatura hacia su máximo nivel de calor.

Hay ciertos algodones y linos que necesitan mucho vapor para quitar esas odiosas arrugas que cogen en el centrifugado de la lavadora, así que calor y vapor a tope.
Comenzaremos cogiendo el pantalón por un lateral y lo introduciremos por la parte superior de la tabla, tal y como indica la foto. Aquí es muy importante que tiréis los forros de los bolsillos hacia arriba para que nos permita planchar toda la superficie y no nos coja ni brillos ni marcas.

chino_1.jpg

Una vez lo tenemos comenzaremos a deslizar la plancha por el lateral superior del chino, presionando bien y echando vapor a tope para quitarle las primeras arrugas, acordáos de quitar esa telilla de los bolsillos, el posterior y el lateral.
También aprovecharemos para planchar el interior del bolsillo lateral que se ve (foto). Repetiremos la misma operación con el otro lado del pantalón.

chino_3.jpg

El siguiente paso es planchar la parte delantera del pantalón, zona exterior de los bolsillos y la pretina. Para ello cogeremos primero una de las dos partes, por ejemplo la que lleva la cremallera, acto seguido repetiremos lo mismo con la otra. (Foto)

chino_5.jpg
chino_4.jpg

Bueno, pues ya tenemos parte del pantalón planchado, los laterales superiores listos, los delanteros, bolsillos y pretinas preparados. Así que ahora extenderemos una de las piernas a lo largo de la tabla y comenzaremos a pasarle la plancha. Recordad, insistimos, calor a tope y mucho vapor.
Intentad que la plancha vaya por el centro sin presionarla mucho hacia los laterales del pantalón. (Foto)

chino_7.jpg
chino_6.jpg

Misma operación con la otra pierna y listo. Ya sólo nos queda marcarle la raya, lo más importante del planchado del pantalón. Me imagino que entenderéis que un chino con la raya marcada a medias o con doble raya no es lo más bonito de ver. Así que intentaremos jugar con precisión y no salirnos de la línea, igual que en los cuadernos del cole.

Para ello cogeremos el pantalón y lo doblaremos en dos partes, tal y como indico en la foto. Una vez hecho esto “acostaremos” el chino encima de la tabla y comprobaremos que las dos rayas están superpuestas y en línea la una con la otra. La raya del pantalón debe estar en el centro, ni más a la derecha ni más a la izquierda.

chino_8.jpg
chino_9.jpg

Si os fijáis en la segunda foto superior en la que abro el pantalón por el bajo veréis que están las dos rayas a la par. Listo para comenzar a marcarla y planchar los laterales de nuestro chino.
Para ello cogeréis sólo una pierna, nunca las dos juntas ya que corréis el riesgo de hacerlo mal y dibujar una raya donde no tiene que haberla.

chino_10.jpg

Respetad siempre el marcado de la raya hasta arriba (foto), los chinos que ya traen pinzas serán más fáciles pero los que no llevan precisan de una atención especial ya que esta raya con el lavado muchas se borra o se desdibuja.

chino_11.jpg

Comprobaremos abriendo el pantalón que las rayas han quedado perfectamente delineadas por la plancha, si no es así intentaréis repetir la misma operación hasta conseguirlo.

Et voilá... ya tenemos un pantalón chino perfectamente planchado con sus rayas. Como os digo, es cuestión de planchar un par de ellos para daros cuenta que todos estos pasos tienen su porqué. Seguro que en pocos días sabéis planchar todo tipo de pantalones con una limpieza y una pulcritud sensacional, digna de la elegancia de Cary Grant.

chino_final_21.jpg

Fotos | Luis Blas
En Mensencia | Pasos para un planchado impecable en tus camisas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios