Tratamientos contra la caída del pelo (I): Minoxidil

Síguenos

minoxidil_portada.jpg

Si te aterra la posibilidad de quedarte calvo más pronto que tarde, entonces estoy seguro que el término Minoxidil te sonará de haberlo oído alguna vez. De manera directa o indirecta, son muchos los que aferran sus últimas esperanzas de no perder su melena a éste y otros productos similares que se suelen comercializar en farmacias.

Desde Mensencia vamos a intentar ayudarte a que conozcas más este tratamiento, desmontaremos algunos mitos acerca del Minoxidil y te explicaremos su funcionamiento y sus supuestos efectos.

El Minoxidil, es quizás uno de los principios activos más conocidos y famosos en la lucha contra la alopecia. Su historia del Minoxidil es de lo más curiosa. Comenzó a comercializarse a principios de los 70 como un medicamento via oral, para tratar a pacientes con la presión alta gracias a sus propiedades vasodilatadoras. Pero lo sorprendente vino al poco tiempo de comercializarse, ya que muchos pacientes observaron que el producto en cuestión tenía unos efectos secundarios de lo más insospechados.

Entre esos efectos secundarios destacaban la de una mayor aparición de vello por distintas partes del cuerpo, y una mayor densidad y grosor apreciada en el cabello.

Visto el éxito, comenzaron a estudiarse los efectos del Minoxidil sobre la calvicie. Los primeros en dar el paso fue la compañia farmacéutica Upjohn Corporation, que a finales de los 80 comercializó una versión del Minoxidil como solución atópica para aplicar sobre el cuero cabelludo con el nombre de Regaine, con una concentración de Minoxidil al 2%.

En la actualidad, esta concentración se ha elevado al 5% y a pesar de que se puede obtener sin receta médica, su uso debe de estar siempre supervisado por un dermatólogo ya que no es oro todo lo que reluce y entre sus efectos secundarios podremos encontrar desde irritaciones hasta taquicardias pasando por un aumento de caspa en algunos casos.

Lo más curioso es que se saben los efectos sobre el pelo, pero aún no se sabe a ciencia cierta por qué el Minoxidil tiene ese efecto sobre el cabello. En un principio todo parece indicar a que el Minoxidil inhabilita el efecto negativo del calcio que influye en la caída del pelo y estimula a las células epidérmicas del cuero cabelludo, pero como os digo no hay nada claro al respecto.

Pero la pregunta del millón está en el aire: ¿merece la pena? Si alguien lo ha probado regularmente puede dejarnos su testimonio, pero lo que está claro es que supuestamente para ver algún tipo de resultados deberás ser constante y seguir el tratamiento a diario y de por vida. Entre el cuarto y el sexto mes se pueden empezar a ver los primeros efectos, aunque olvidaros de la aparición de nuevo pelo grueso, como mucho se consigue ralentizar la caída del pelo actúal, que no es poco y en algunos casos formación de pelo muy fino, casi pelusilla que es apenas impercetible.

De todas formas, como ya os digo, si decidís trataros vuestra caída del pelo esencial acudir a un dermatólogo que tras unos análisis y estudio del estado de vuestro pelo os ayudará a elegir correctamente el tratamiento más adecuado para vuestro caso. Y si alguien sigue el tratamiento con asiduidad que nos cuente su experiencia.

Imagen | Churl
En Mensencia | Los mejores alimentos para tu pelo, Alopecia, un problema tan común como natural , Caída del cabello:lo que puedes y lo que no puedes hacer con tu pelo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios