Sigue a

Dream Beard

Aunque llevo barba desde hace un par de años, el verano pasado me animé a dejarla crecer. No de manera descontrolada, ojo, pero sí más larga de lo que estaba acostumbrado. Ante esto, me puse a buscar diferentes productos que me ayudaran a tenerla cuidada y con buen aspecto. Fue entonces cuando Dream Beard se cruzó en mi camino.

Se trata de una compañía norteamericana que desde noviembre del año pasado se dedica a comercializar unos aceites naturales para la barba. Vale, soy consciente (porque lo he hablado con varias personas) de que asociar aceite y barba es algo que para algunos puede parecer desagradable de primera impresión. Así que os recomiendo que no os dejéis llevar por prejuicios iniciales. Este producto puede gustar o no gustar, allá cada uno, pero en cualquier caso recomiendo probarlo. Yo lo he hecho y aquí van mis impresiones.

Características y modo de uso

Los Dream Beard Oils están compuestos por aceite de oliva virgen extra, jojoba, vitamina E, bergamota y otros aceites esenciales que no se especifican. Hay tres variedades con tres perfumes diferentes, que vienen en un pequeño bote de color azul con cuentagotas para facilitar la aplicación:

  • The Lumberjack (El Leñador): según afirma la marca, su olor es el del pino fresco, aunque para mi gusto, el resultado es demasiado intenso y dulzón.
  • The Carpenter (El Carpintero): con olor a madera y vegetación, que sí resulta más refrescante.
  • The Mechanic (El Mecánico): con olor a almizcle, no muy fuerte.

El modo de uso es muy sencillo, solo hay que echar un poco de aceite en la palma de las manos y frotar por la barba cuando esté seca. Estos aceites tienen como objetivo contribuir a la salud general del vello facial, favoreciendo su crecimiento, suavidad e hidratación, así como para evitar la picazón y la piel seca.

Mis impresiones

En general, debo reconocer, que estos aceites me han gustado bastante. He notado el vello facial más suave y con un brillo especial. Además, me han ayudado mucho a controlar esos pelos rebeldes que se quedan tiesos a su libre albedrío. En este sentido, tienen toda mi aprobación.

Lo que me genera algunas dudas es el tema del perfume. Para los que busquéis un producto con olor neutro, estos aceites no son para vosotros. En cambio, si deseáis añadir un aroma a vuestro rostro, como el que en un momento dado puede aportar un after shave, entonces no tendréis problema.

En este sentido del olor, el que menos me ha convencido es The Lumberjack, que como decía más arriba es demasiado dulzón e intenso, hasta el punto de que tras aplicármelo por la mañana, iba oliéndolo (oliéndome) durante todo el día. Para mi gusto, son más agradables y discretos los aromas de The Mechanic y The Carpenter, por su carácter más fresco.

También depende, claro está, de la cantidad de producto que te apliques. Recomiendo no abusar, ya que con una pequeña dosis cada vez, se consiguen buenos resultados. No hay que olvidar que se trata de aceite y pasarse con la cantidad puede hacer que llevemos la barba muy grasienta, con un efecto negativo a la vista de los demás.

En resumen: este producto es muy interesante para los hombres barbudos del mundo, siempre y cuando se dé con el olor que mejor nos siente y se aplique con sensatez. Os animo a probarlo. Por cierto, se pueden comprar online al precio de 15 dólares la unidad o 30 dólares la trilogía.

Nota: el producto ha sido cedido por la marca para la prueba. Aquí podéis ver nuestra política de relaciones con empresas.

Sitio oficial | Dream Beard Oil
En Trendencias Hombre | Gillette Fusion ProGlide Styler. La hemos probado

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios