Sigue a

David Beckham Barba


Con la decadencia del modelo de hombre metrosexual y el alza del hombre ubersexual o retrosexual se estableció un cambio radical en la estética masculina que yo personalmente agradecí muchísimo. El cuidado personal pasó a estar sobrevalorado hasta puntos insospechados y con este cambio hemos encontrado un punto intermedio muy interesante.

Líderes metrosexuales fueron los conocidos David Beckham, Cristiano Ronaldo y otros deportistas que hicieron que debido a su influencia todo el mundo acatara con obediencia esa nueva moda de usar cosméticos, depilarse y cuidarse de manera exagerada hasta llegar a parecer artificial.

La barba masculina ha jugado un papel muy importante en la búsqueda del hombre retrosexual, un tipo de persona que aparentemente parece más descuidado con su aspecto mostrando una imagen relajada y masculina pero en los que en muchos casos sí hay un hábito de cuidados. Hoy vamos a ver cómo cuidar y arreglar una barba sin morir en el intento.

Buscando el corte perfecto


Brad Pitt
Antes que nada, si nos decidimos por dejarnos crecer la barba, tenemos que tener claro que no es tan fácil como parece. La elección del tipo de corte que queramos es decisiva y nos va a ayudar a que nos quede mejor o a que sea un completo desastre. El rostro humano es muy diferente es por ello que:

Si tienes un rostro cuadrado lo más importante es no generar una sensación que exagere más la proporción, así que no es recomendable decidirse por el tipo de barba que cubra mucho. El corte que debes hacerte es cuadrado de tipo candado.

Si tienes un rostro ovalado la proporción hace que quede bien casi todos los tipos. Si te gustan las perillas, enhorabuena, porque harán que se acentúen más los rasgos de una forma vertical y si por el contrario eres de a los que les gusta la barba completa también puedes lucirla.

Si tienes un rostro triangular en el que el mentón está muy pronunciado, lo mejor es que para disimular un poco esa desproporción uses una barba completa en la que añadas volumen. Nada de perillas que hagan exagerar la barbilla.

¿Cómo empezar?


Hugh Laure
Para empezar lo mejor es dejar crecerla mucho. Al principio conviene no recortarla ni tocarla hasta que tengas suficiente para poder darle la forma deseada. Ultimamente se han puesto muy de moda eso de acudir a las barberías y la verdad es que puede ser la mejor opción pero si no tienes tiempo o no encuentras una que realmente te guste puedes hacerlo tú mismo.

La forma tradicional que se empleaba era empezar recortando con tijeras, con la ayuda de un peine que para la zona del bigote debía ser de puntas más finas, y quitando aquellas zonas que no nos interesan con la ayuda de una cuchilla. Hoy en día, lo más cómodo es ir recortando con la maquinilla que nos permite regular el tamaño del corte y emplear el número deseado en cada zona de la cara.

Trucos y consejos para el cuidado


El Príncipe Gitano
No debemos olvidar que la zona de la cara es muy sensible y el uso de la maquinilla o cuchilla puede provocarnos ciertos daños. A la hora de la ducha, es recomendable aplicarnos el mismo champú que utilizamos para el pelo en la barba. Las cremas y el gel en ocasiones nos resecan la piel. También podemos utilizar un tipo de jabón neutro.

Cuando queramos recortarla, lo mejor es que esté bastante seca, si está húmeda cortaremos más de la cuenta. La mejor forma de hacerlo es desde el exterior hasta el interior, empezaremos por la zona de las patillas e iremos hasta la zona de los labios. Con el bigote, lo haremos al revés, desde el centro a fuera y definiremos la línea del cuello. La frecuencia recomendable para darle forma puede ser semanal o cada dos semanas.

¿Llevas barba? ¿Te resulta fácil el cuidado? ¿Cuáles son tus trucos?

Imagen | David Beckham para H&M, Brad Pitt (Vanity Fair), Hugh Laurie para L’Oreal y Juan Jesús Reyes para Fernando Gómez
En Trendencias Hombre | El arte del afeitado. Las barberías están de moda

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios